acueducto

21

detrás del equipo de UX de un ecommerce exitoso

Detrás del equipo de UX de un ecommerce exitoso - Ana Montoya

Ana Montoya Gaia

Diseño

En este capítulo nos acompañó Ana Montoya, Lead UX Designer en Gaia. Platicamos sobre mejores prácticas en UX, la evolución de los departamentos de diseño y de sus empleados en una startup en crecimiento, y la importancia de los datos para tomar decisiones de diseño.

Comparte

Transcript

Rodrigo: En este capítulo nos acompañó Ana Montoya, Lead UX Designer en Gaia. Platicamos sobre mejores prácticas en UX, la evolución de los departamentos de diseño y de sus empleados en una startup en crecimiento, y la importancia de los datos para tomar decisiones de diseño.

Artemio: ¿Qué tal? Bienvenidos a todos a una edición más de Cuando El Río Suena, el podcast en el que invitamos a expertos y profesionales del mundo de la innovación y de la tecnología para que compartan con nosotros sus mejores insights y consejos para todos los founders y emprendedores que nos escuchan con negocios de internet allá afuera. El día de hoy me acompaña mi socio Rodrigo Salmerón, ¿cómo estás, Ro?

Rodrigo: ¿Qué tal? Muy bien.

Artemio: Y nuestra invitada de hoy desde Gaia, nos acompaña Ana Montoya, ¿cómo estás, Ana?

Ana: ¡Hola! Muy bien, gracias.

¿Quién es Ana Montonya? Lead UX Designer en Gaia, ¿qué hace todos los días?

Artemio: Felices de tenerte en este espacio. Ana es Lead UX Designer en Gaia desde hace casi 5 años, según su LinkedIn, y también tiene un bagaje de experiencia en diseño gráfico y web, así que nos espera una conversación muy interesante por estos rumbos que nos encantan.

Por qué no empezamos, Ana, por qué no nos cuentas ¿cuál es tu papel como Lead UX Designer en Gaia? ¿Qué es lo que haces todos los días en la empresa?

Ana: Estoy a cargo de todo el equipo de UX acá en Gaia. Realmente estoy cumpliendo 6 años y medio en Gaia, justo me tocó estar muy al inicio, por eso es que tengo esta carrera, porque fui creciendo junto con la empresa. Hoy mi día a día es revisar y darle mantenimiento al producto digital, o sea, no sólo de lo que ya hacemos, sino de lo que viene en el futuro, asegurándonos de estar metiendo nuevos features que faciliten la compra a los usuarios, dándoles nuevas herramientas porque, a nivel web, hoy en día, es muy difícil la compra de muebles, ya que, al final, el tema de dimensiones, tamaño, cómo se ve, cómo se siente sigue siendo una limitante para nosotros. Nuestro papel y mi papel como líder del equipo es estar pensando siempre en qué podemos hacer para ayudar a que esta experiencia sea mucho más fácil para los usuarios y asegurarnos de que el producto digital está vigente en el sentido de que todo funciona sin fricciones, que estamos adaptándonos a nuevas tecnologías y que estamos facilitando la compra a los clientes.

Artemio: ¡Perfecto! Y ¿todo este equipo que lideras y todos los experimentos que hacen ustedes giran en torno a su ecommerce?

Ana: Sí. Nosotros, de momento, nos dedicamos únicamente a la parte digital. Tenemos un canal de ventas físicas, pero ahí todavía no alcanzamos a llegar, el equipo está en crecimiento apenas, entonces sólo tocamos el producto digital por ahora.

¿Cómo fue el salto de diseño gráfico a UX de Ana Montoya?

Artemio: ¡Fantástico! ¿Podrías platicarnos un poquito cómo fue tu salto de diseño gráfico al User Experience? Es un camino muy común en la vida de muchos diseñadores, entonces si nos puedes platicar un poquito de tu experiencia.

Ana: Como les contaba, yo entre a Gaia muy al inicio. Cuando entré, éramos 10 y a mí me contrataron para hacer la parte de diseño y no había departamento ni nada, era yo la única persona que entró ahí, y eso me permitió conocer el negocio desde muy temprano, no sólo a nivel procesos, sino realmente entenderlo, entender cuál era el objetivo ahí en Gaia. Mi papel era hacer todo el tema de newsletters y campañas para web, pero no sólo a nivel visual, sino también en contenido y en cosas como qué le quieres decir al cliente, esta campaña va a durar tanto tiempo entonces debes tener tantos mensajes en ella. Esto me dio cierto nivel de conocimiento que, si hubiera llegado a un equipo estructurado, no me hubiera involucrado porque solo me hubiera tocado enfocarme a la parte visual, pero, como éramos tan poquitos, trabajábamos mano a mano y te enterabas de lo que estaba pasando en operaciones, en comercial, en IT, porque todos estábamos en el mismo cuarto. Eso me dio un nivel de conocimiento de la empresa desde muy temprano y fui creciendo junto con Gaia. Al inicio, mi papel era hacer todo el tema de marketing y, cuando entré, yo desconocía mucho el mundo de ecommerce y startups, cuando empecé a escuchar esas palabras yo decía “¿qué?”, yo venía de una agencia que se dedicaba a hacer contenido para redes sociales y hasta ahí llegaba mi conocimiento.

Yo llevaba 6 meses fuera de la carrera cuando entré en Gaia, entonces fue mi primera experiencia así y me empecé a enterar de este mundo de startups, de ecommerce, también tuve un muy buen mentor, que es mi líder y desde el inicio me enseñó mucho de este tema, y fue ahí que yo descubrí el UX. Nunca fue mi plan de vida, nunca dije “quiero salir de la carrera y ser UX”, fue el UX el que se atravesó en mi camino.

A mí siempre me ha gustado hacer cosas diferentes, al final, el tema de marketing llega a ser repetitivo hasta cierto punto, te vuelves bueno porque es un proceso muy manual, y UX me interesó más porque era un tema de cómo resolvemos este problema que sabemos que tenemos, pero no sabemos ni cómo empezar.

Después de unos dos años en Gaia, yo hablé con mi líder y le dije que me interesaba más UX y la gran ventaja que tenía era que no había una estructura aquí todavía, entonces me dijo “si quieres, armamos un equipo UX y tú das el salto y contratamos a alguien más que entre a marketing”. Y, a partir de que yo tomé lo de UX, yo aprendí algunas cosas de mi mentor pero luego yo empecé a sumergirme a este mundo, a entender realmente qué era el UX, cómo se hace, cómo puedes ayudar más al negocio desde esta parte, y me di cuenta de que, al final, era algo muy básico, que, de cierta forma, aunque en Gaia no hubiera un equipo dedicado, sí teníamos ciertos pensamientos que tomaban como estructura la parte de UX. Eso fue también lo que ayudó a que Gaia se posicionara muy rápido, porque sí pensábamos en eso como una prioridad, no había nadie dedicado pero sí era parte del proceso. Ya que me involucré en UX, vi todo el mundo de posibilidades. A pesar de que ya teníamos una plataforma que funcionaba para ventas, no era el límite, podíamos hacer muchas cosas más. Ahí fue cuando dije “esto es lo que quiero hacer, me gusta mucho esta parte de que sean desafíos nuevos”, desde ponerte en el papel de “por qué yo compraría un mueble de una tienda que apenas conozco y que cuesta arriba de $5,000 pesos y confiar todo ese dinero a esta marca”.

En mi vida personal, también estaba atravesando por la etapa de irme a vivir sola por primera vez, entonces los desafíos eran muy cercanos a mí porque era algo que yo estaba viviendo. A partir de ahí, tuve la oportunidad de crear mi propio equipo aquí, ver qué elementos hacían falta, qué necesitaba para poder resolver los temas que teníamos de optimizar la página, por ejemplo, y hasta el punto en el que hoy nos dedicamos a proponer, a trazar el roadmap digital para nuestro producto y decir “hoy estamos aquí, pero en seis meses, adónde queremos llegar”. Mi salto fue muy natural, yo no hice como un bootcamp o un diplomado en UX, pero lo aprendí de la manera práctica porque, al inicio en Gaia, podíamos experimentar mucho en el sentido que antes éramos una marca más chiquita de lo que somos ahora. Hoy no tengo tanto espacio para experimentar porque hoy los errores ya nos cuestan bastante, pero, al inicio, sí tuvimos la oportunidad de tener este conocimiento en la práctica, que creo que es una de las mejores escuelas y, al final, no es como que yo un día obtuve el conocimiento y dije “a partir de hoy soy UX, ya sé cómo se hace”, sino que es ir creciendo con la marca y, en algún punto, descubrir que ya conoces, que ya sabes cómo hacer UX sin haber pasado por ningún test o por una secuencia de conocimientos. En mi caso, así fue el salto, así fue como terminé de este lado.

Rodrigo: Platicas de algo que es muy interesante del lado de los fundadores, que cuando una startup está empezando, todo el mundo usa muchos sombreros, gorras, de todos los diferentes puestos que se tienen que cubrir. Pero de parte de los empleados también funciona un poco igual: el equipo es reducido, también tienen muchos roles y, si la startup crece, tienen la oportunidad de especializarse conforme va creciendo la empresa, y eso está fantástico porque los empleados que empiezan desde el principio pueden escoger, justo como nos cuentas, tienen un conocimiento mucho más profundo sobre cómo funciona la institución.

Ana: Sí, creo que hoy es mi gran ventaja que tengo seis años de experiencia en Gaia, entonces he visto todas las etapas y estoy muy involucrada no sólo por los años, sino también por tener esta cercanía con el producto y verlo crecer. Cuando abrimos la primera tienda, por ejemplo, sentí que fuimos parte del proceso. Todo eso también te hace involucrarte de cierta manera con el producto y, como dices, aquí hay un espacio y tú tienes la oportunidad de tomarlo, proponer cosas y ayudar a definir la estructura porque lo que no había hace dos años ahora sí lo hay y yo aproveché esta oportunidad.

¿Cuáles son los KPIs más importantes para el equipo de UX de Gaia?

Rodrigo: Te queríamos preguntar ya en específico del producto digital, que es el ecommerce que tienen en Gaia, ¿cuáles son los KPIs que más influencian tu trabajo como diseñadora de UX y manager de equipos UX?

Ana: El más grande es el conversion rate en general, cuál es la conversión que tenemos y, sobretodo, con atención especial hacia el checkout, que es la parte crítica, es cuando ya lograste que la gente llegue ahí, ahora cómo haces que sí finalice la compra.

Además de eso, nosotros en Gaia, el año pasado, agregamos un ecosistema digital, que son ciertas herramientas que facilitan la compra, por ejemplo, tenemos una herramienta que se llama Sketch, que te deja poner los productos en forma de sticker para ver cómo se vería el sillón con la mesa, con la lámpara, porque hoy también sabemos que es una de las limitantes el cómo combinar más de dos productos. Tenemos otra herramienta que llamamos Sofa Explorer que te permite encontrar el sofá que buscas de una manera más sencilla con filtros visuales. Uno de nuestros KPIs ahora es llevar tráfico hacia esas herramientas porque es algo que el usuario normal no está acostumbrado a usar, no espera eso de un ecommerce, sólo espera tener la lista de productos, dónde está el botón de agregar al carrito y listo. Ahora queremos llevar tráfico a esas herramientas y, obviamente, estas herramientas tienen que ayudarnos a aumentar basket size, ticket size, porque facilitan la combinación de productos. Además de eso, tenemos que asegurarnos de que el funnel de conversión desde el home hasta el checkout esté estable.

Tenemos un porcentaje de usuarios que va de un paso al otro y nuestro papel es entender cuál es este promedio que tenemos y cómo lo mantenemos. Si de pronto vemos que del product view al carrito perdimos porcentaje de visitas, tenemos que ver qué pasó, cuál fue el cambio que hicimos o si no hemos hecho ningún cambio o algo no está funcionando.

En general es la conversión, el funnel por cada paso del journey y las herramientas que acabamos de agregar.

Artemio: Fantástico, entonces podríamos decir que Gaia cumple con este objetivo de todo ecommerce que es estar optimizado para la conversión.

Ana: Sí. Hoy tenemos que tomar decisiones basadas 100% en data y no como hace cuatro años que eran más decisiones de corazonadas, que eran como “siento que aquí hace falta un botón”.

¿Cómo funciona en Gaia la comunicación del equipo de UX con el de desarrollo?

Artemio: Bien, qué bueno que pusieron los datos detrás de las decisiones, como tiene que ser. Queríamos también preguntarte, Ana, ¿cómo funciona en Gaia la comunicación del equipo de UX con el equipo de desarrollo o con quien escribe el código, quien monta todas estas ideas que UX pone sobre la mesa?

Ana: La realidad es que tenemos una relación muy cercana, sobretodo en mi caso. Casi el 90% de mis conversaciones suceden con IT porque es nuestro outcome. Al final, nosotros podemos proponer muchas cosas pero, si no tenemos el apoyo y la comunicación con IT, muchas de esas cosas se quedan en el aire. Yo tengo reuniones semanales con el equipo de IT donde estamos revisando pendientes, tengo, de cierta forma, el papel de Product Owner de la plataforma que usamos para vender, debo tener seguimiento con ellos semanalmente.

Adicional, soy parte del daily que ellos tienen, no es que esté ahí presente todos los días, pero sí estoy muy al tanto de qué está pasando, qué proyecto ya avanzó, qué proyecto ya se detuvo, cuál es el stopper ahí. Usamos mucho Slack en Gaia, entonces la mayoría de los contactos que tengo ahí son el CTO, el Project Manager de Magento, que es la plataforma que usamos, y sobretodo con los frontends. De hecho, en mi equipo hay un frontend, pero también hablo con los frontends de IT porque en mi equipo sólo llegamos hasta la maquetación y IT es quien nos ayuda con todo el tema de integración. Entonces, tengo una relación cercana con ellos porque, al final, es importante que entiendan el objetivo, por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo y no sólo decirles “necesito que me hagas esta página para el viernes”, sino que entiendan por qué y que ellos también puedan tomar mejores decisiones.

¿Cuáles son los logros más grandes de Ana Montoya haciendo UX para Gaia?

Rodrigo: Ana, te queríamos preguntar también de estos seis años y medio que llevas ahí, no todos has estado en UX, pero ya has tomado varias decisiones tanto con los equipos como con el producto. ¿Cuál es el cambio, logro, la modificación, o la alteración de tu autoría o que haya sido liderada por ti que más orgullosa te tiene en el producto del ecommerce?

Ana: Este producto es un poco difícil porque el proyecto ha ido evolucionando todos estos años. En primera, como lo que más orgullosa me tiene es que hemos logrado mantenernos actualizado en el sentido de que la página que tenemos hoy no es la página que teníamos hace seis años, que nos hemos ido adaptando conforme al mercado ha ido avanzando. Hace seis años, no teníamos casi competencia, hoy la competencia existe y es real, entonces cómo nos mantenemos al frente, cómo vamos agregando valor.

Puedo hablarte de varios proyectos que hemos hecho que en su momento fueron importantes, algunos ya no existen. Por ejemplo, hubo un tiempo en el que tuvimos una app porque sentíamos que era algo súper útil, queríamos agregar realidad aumentada y sentíamos que era un plus súper bueno. Luego nos dimos cuenta de que mover todo a realidad aumentada es bastante caro aquí en México, pues todavía no hay la tecnología y la gente todavía no la adopta, no es parte de su día a día, entonces por más que nosotros lo quisiéramos meterla en el customer journey, los clientes no lo usaban porque no estaban cercanos a este tipo de tecnología. Pero creo que de lo que estoy más orgullosa aquí es de que pude crear un equipo de cero, desde no tener departamento a tener este gran equipo que es el que hace que todo sea posible, como lo que les decía del ecosistema digital que tenemos ahora con estas herramientas, esto lo tenemos gracias a que tenemos este equipo que ha logrado comprometerse con el proyecto, no sólo es gente que viene y me dice “¿qué hago hoy?” sino que sí se preocupa por el proyecto. Pensar que hace cuatro años era yo sola haciendo UX en Gaia y ahora hay un equipo que nos respalda y que está ahí, eso es de lo que más orgullosa me siento.

Artemio: Bien. Y fíjate que es curioso, ya que tú entras como diseñadora y, eventualmente acabas liderando un equipo, y una de las piedras angulares de cualquier negocio exitoso son los líderes a cargo de estas escuadras de trabajo. Creo que, realmente, ahí Raffaello y el resto de los fundadores de Gaia están muy contentos con este resultado. Empiezas contratando un diseñador que termina liderando un departamento tan fundamental en la cotidianidad como lo es el User Experience, entonces qué bonita historia, verdaderamente.

¿Cuáles son las mejores prácticas en experiencia de usuario?

Rodrigo: Ana, para continuar con nuestras preguntas, ¿cuáles consideras tú, con toda tu experiencia, con todo tu recorrido, que son las mejores prácticas en experiencia de usuario optimizando para la conversión? Nos puedes dar un top 3 o algo así también, para que no sea tan abrumadora esta pregunta.

Ana: Creo que uno de los básicos es tomar UX como una prioridad desde el inicio porque creo que hay muchas personas que lo ven como un lujo, algo que tiene cierto nivel o cierta posición, pero yo creo que es un grave error porque corregir todo lo que ya hiciste es más caro a veces. No tomar UX como una prioridad es un error.

También, creo que no se termina de entender del todo lo que UX aporta. Muchas veces, sigue pareciendo que sólo nos encargamos de hacer las cosas bonitas y por eso podemos estar hasta el último. Pero, realmente, mientras más temprano en el proceso esté involucrado UX, mejores resultados puedes tener. Ese sería uno.

Dos es no tener en cuenta el tema de medir cosas. “No estamos midiendo nada pero yo le copié a esta página que vi que tiene aquí dos botones, entonces yo lo pongo igual”, y muchas veces ni siquiera es de la misma rama, a lo mejor yo estoy vendiendo zapatos y le quiero copiar la estrategia a alguien que vende botellas de agua y no va a funcionar porque son trabajos diferentes.

El tercero, que complementa este segundo, es no tener a alguien que entienda esta data y que la pueda transformar en insights, porque una cosa es estar midiendo y ver Analytics, pero no tener a la persona especialista que te ayude a traducir eso a insights útiles para el negocio es un error, queda muy en el aire tener data que no usas para nada.

Artemio: Claro, sin duda hay que hacer sentido de esta data y, respecto al primer punto que mencionas, un disclaimer para toda la gente que nos está escuchando: hoy más que nunca, el tema del UX, el tema del diseño de la interfaz con la que tus usuarios y tus clientes interactúan es pieza angular de cualquier negocio, no se puede tomar a la ligera esta experiencia y, de hecho, las empresas más inteligentes destinan muchísimos recursos a esta experiencia para optimizarla lo más posible para sus clientes. Al final, como dice Ana, no estamos construyendo algo bonito, estamos construyendo una herramienta y termina por ser cómo funciona esta herramienta lo que determina si puedes brindar una buena experiencia o no a tus usuarios. En tiempos como estos, en tiempos de interfaces digitales, esto es piedra angular para el éxito de cualquier negocio.

¿Cuáles son 3 errores comunes en User Experience?

Artemio: Ana, ahora nos encantaría preguntarte la contraparte: ¿cuáles crees que son 3 errores imperdonables que aún te encuentras en recorridos de internet? Luego pasa que uno se atora en los formularios. ¿Cuáles son 3 cosas que todavía ves afuera y que te hacen preguntarte cómo es posible que la gente siga cometiendo ese tipo de errores?

Ana: Creo que lo primero es algo que mucha gente no se ha dado cuenta, pero que mobile tiene que ir primero, antes que cualquier cosa, porque la realidad es que estamos el 80% de nuestro tiempo con el celular en la mano. Creo que muchas empresas dedican más tiempo a la versión de desktop, que en computadora se vea impecable, y se olvidan de cómo se ve en mobile, pero es ahí por donde llega el primer tráfico. Si no tienes una experiencia buena ahí, puedes perder gente que podría ser un potencial cliente sólo porque no le prestaste la atención suficiente a mobile.

Dos también, creo mucho que hay todavía varios problemas en cuanto a hacer un omnicanal, en el sentido de que hay muchas empresas que nacieron retail y que están intentando moverse a la parte digital, pero construyen dos mundos diferentes. Lo que sucede en la tienda, no sucede en línea y hay veces que en mobile ves una cosa y en desktop otra y no le das la consistencia que necesita el usuario. Si tú eres una marca tienes que ser igual en tu canal A, B y C para que el cliente se familiarice más rápido con tu producto y siempre sepa qué hacer. Creo que eso también falla mucho.

Y tres, creo que también uno de los grandes errores es ponerle mucha prioridad a la parte visual y dejar de lado la parte funcional. Muchas veces, hay que hacer ciertos sacrificios porque no se ve impecable, no se ve como algo con lo que un diseñador podría estar tranquilo. Siento que un gran problema de los diseñadores UI, por ejemplo, es que no entienden hasta qué punto tienen que sacrificar función por la parte visual. Muchas veces sacrificas la función y no la parte visual cuando debería ser al revés. Idealmente, tienes un producto que se ve bien, pero lo mejor es tener un producto que funciona aunque no se vea del todo bien. Creo que eso también es otro de los errores, sacrificar la parte función por la parte visual.

Rodrigo: Claro, claro, sin duda esa es una de las labores más complejas de los diseñadores.

Artemio: Sobretodo para aquellos que pueden ser obsesivos con sus diseños o que les encanta el pixel perfect, qué difícil es dejar que se afloje ahí.

Ana: Sí, pero siento que es uno de los pasos que, una vez que lo logras hacer, estás del otro lado porque, por ejemplo, yo al inicio sufría mucho porque decía “¿cómo que no puede quedar arreglado? Es muy fácil, yo veo claramente el error, ¿por qué no lo podemos arreglar?”, cuando te das cuenta de que arreglarlo toma tres días más de desarrollo, que tú en tu mockup lo mueves en un segundo, pero a IT le toma tiempo. Como saber elegir bien tus batallas de “en esto sí no quiero quitar el dedo del renglón, quiero que sí quede bien, que se vea bien”, o decir “bueno, puedo dejarlo pasar, no es tan importante”.

Rodrigo: Claro, eso que tocas aquí se me hace la clave. O sea, sí todo es posible, sí todo puede quedar alineado, pero te puede costar semanas de desarrollo, puedes necesitar rehacer ciertos componentes que ya tomaron muchísimos recursos hacer o invertir muchísimo tiempo en otro tipo de soluciones nada más por algo que a uno de verdad le molesta visualmente.

Artemio: Por la necedad.

Rodrigo: Sí, por la necedad. Saber escoger las batallas es lo más importante.

Ana: Al final, ver el bien común, qué tanto conviene a ti como equipo UX y también qué le conviene al equipo IT, que no sea algo que, como dices, retrase todo nada más porque quiero.

Rodrigo: Y también la importancia de la comunicación entre los dos departamentos porque, en casi todos lados, el equipo de IT está mucho menos fijado en el diseño al grado de que si no hay una conversación también de su lado con el diseñador, luego se toman detalles que sí son importantes, que sí se tienen que respetar en diseño hasta el último momento y se delegan los otros de los que estamos hablando ahorita, y acaba algo quedando fuera de lugar cuando es algo tan importante que sí te puede afectar la impresión que le das al usuario en la página.

Ana: Sí. Al final, el producto digital se tiene que alimentar de ambos lados. No sólo es UX diciendo “ahora muévele aquí, agrégale allá”, sino también el input de IT es súper importante en el sentido de que ellos saben cuál es el mejor camino, la mejor forma. A lo mejor nosotros queremos hacer algo que visualmente se ve bien y está impactante, pero IT dice “oye, pero eso me toma seis meses, ¿estás segura de que quieres hacer eso?” y tener ese input es súper valioso porque al final tampoco se trata de hacerle la vida complicada a ellos y que cada nuevo proyecto digan “¡no! Ahí viene otra vez, ahora qué nos va a pedir”. Que también sepan que ellos tienen un valor súper bueno, que ellos hablen porque son ellos los que lo construyen. Es muy importante que los dos equipos tengan esta cercanía.

¿Cuáles son algunos recursos para mantenerse actualizado en diseño y UX?

Rodrigo: Ana, para los emprendedores que nos están escuchando que podrían estar poco familiarizados con la experiencia de usuario en general o con sus procesos o, tal vez, con sus ventajas, ¿nos podrías recomendar algunos recursos para que ellos se mantengan actualizados y se acerquen un poco más a esta rama del diseño?

Ana: Lo que yo hice al inicio fue que, en este blog de Medium hay todo el conocimiento del mundo. Yo, hace unos años, dedicaba siempre media hora cada mañana a estar leyendo artículos diferentes de UX. Al final, como es algo relativamente nuevo, cada día salen cosas nuevas. También es importante mantenerse actualizados.

Yo recomiendo mucho leer Medium, también escucho varios podcasts de otras empresas, muy parecido al contenido que hacen ustedes, de cómo lo lograron otras empresas. Hay más contenido ahora en Estados Unidos, sobretodo también porque ellos van unos pasos muy delante de nosotros, pero se trata de entender cómo lo hizo otra empresa, cuáles eran sus principales desafíos.

También, leer estudios de casos de éxito, cómo cierta marca logró tal cosa. Creo que la clave es entender cuál es tu desafío y alimentarte de estos blog y podcasts, porque hay gente que ya pasó por lo que tú estás pasando y que te pueden ahorrar a ti tiempo y energía. Para mí es importante mantenerse muy al día de lo que está pasando.

Artemio: Fundamental. Creo que, justo por la naturaleza del UX y toda esta parte del research, de documentación, toda la gente que está allá afuera puede buscar muchos casos de estudio respecto a casos de éxito, incluso casos de fracaso de los que todos podemos aprender. Este podcast es un poco para que nos cuenten fundadores, diseñadores, gente de marketing, en qué se equivocaron ellos y que no caigamos nosotros en los mismos problemas. La cosa es que todos mejoremos en este ecosistema y que podamos construir cada vez mejores aplicaciones, mejores interfaces y experiencias para la gente que atendemos.

¿Cuáles son los retos más grandes que enfrenta el equipo de diseño de Gaia?

Artemio: Ana, última pregunta, se fue volando el capítulo, qué gusto. Ante los retos que enfrentará Gaia y su equipo de diseño en los próximos años, ¿qué te quita el sueño?

Ana: No hay algo que realmente no me permita dormir hoy, pero creo que una de mis preocupaciones más grandes es cómo vamos a estructurar al equipo porque de nuevo les digo que fue surgiendo muy en el aire, de “ahora necesitamos un UX; ahora necesitamos research; ahora necesitamos un maquetador”. Pero ahora, a este nivel, necesitamos darle más estructura. Entender cómo sería el equipo de UX que Gaia necesita en este punto y en el futuro cercano, cómo le damos esa estructura a un equipo que era muy informal hasta hace unos años, a darle cierta formalidad sin caer demasiado en el tema de la burocracia de “ahora tienes que enviar 40 mails para tener acceso a algo”.

También, lo que creo que hemos hecho muy bien con Gaia es que siempre hemos visto no tanto la competencia, sino qué éramos nosotros hace un año y que no podemos seguir siendo los mismos este año, cómo nos vamos a superar a nosotros mismos, cómo nos mantenemos al frente en esta categoría. Hay cada vez más competencia entonces antes podíamos estar un poco más relajados, como “no hay nadie en el mercado aquí que esté en nuestra posición entonces podemos ir relajados” y ya no creo que tengamos ese privilegio, cada vez hay más competencia y tenemos que estar siempre muy a la vanguardia. Cómo hacemos que el equipo esté siempre pensando en el futuro, pero no hablo de en dos meses o tres meses, sino cómo hacer Gaia en el 2024, cómo nos adelantamos a eso y cómo nos mantenemos vigentes a nivel tecnología porque la verdad es que cada vez hay nuevos lenguajes, frameworks, y cómo hacemos que el producto, que cada vez es más grande, se pueda actualizar. Antes un cambio nos tomaba menos tiempo, ahora es más complejo. Cómo mantenemos esta velocidad y ganas de experimentar sin que nos sea excesivamente costoso o que sea un error que nos haga decir “¿qué hicimos? ¿ahora quién fue?”. Cómo nos mantenemos a la vanguardia de cómo nos vemos nosotros hoy y cómo vamos a ser nosotros en un año o dos.

Rodrigo: Ana, muchísimas gracias por tu tiempo y por tus respuestas. Fue una conversación muy agradable y estoy seguro de que le dejamos a nuestros escuchas muchos consejos, mucho valor y tarea.

Para quienes nos están escuchando, recuerden que en cuandoelriosuena.com está nuestra newsletter donde se pueden suscribir para recibir un email cada vez que publiquemos cada uno de nuestros nuevos capítulos. Ana, otra vez, muchas gracias. Muchas gracias, Arte y gracias también al equipo de producción. Nos vemos en la próxima edición.

Ana: ¡Gracias a ustedes!

Si crees que a alguien le seria útil este contenido, compártelo con esa persona.

Escucha otro episodio

los mejores recursos para negocios digitales

Nunca dejamos de aprender sobre nuestro ecosistema, cuenta con que compartiremos lo más valioso contigo.

Conoce las lecciones más valiosas después de 24 episodios de nuestro podcast. Lee sobre la Minimum Viable Startup.

suscribirme
switch languageenglish

Solo usamos cookies para brindarte la mejor experiencia en nuestro sitio, pero puedes revisar nuestra política de cookies e inhibirlas si prefieres. Si sigues navegando por el sitio asumiremos que estás de acuerdo con ellas.