acueducto

31

consejos construyendo interfaces y reclutando talento

Consejos construyendo interfaces y reclutando talento - Damian Horn

Damian Horn Tiendanube

Producto

En este episodio hablamos con Damian Horn, Head of Design en Tiendanube, una plataforma de ecommerce latinoamericana ahora unicornio después de una inversión de 500MDD. Charlamos sobre sus mejores consejos construyendo interfaces, reclutando talento y entendiendo el mundo a través del diseño.

Comparte

Transcript

Artemio: Hola a todos, ¿cómo se encuentran? Bienvenidos a un capítulo más de Cuando el Río Suena, el podcast en el que invitamos a expertos y profesionales del mundo de la tecnología y de la innovación para que compartan con nosotros sus mejores insights y consejos del ecosistema. Si tú eres un emprendedor allá afuera que está construyendo su startup, te puedes llevar muchísimo de estás pláticas, así que te invitamos a quedarte porque la que nos espera es muy emocionante.

Me acompaña, como ya es costumbre, mi socio Rodrigo Salmerón, ¿cómo estás, Ro?

Rodrigo: Muy bien.

Artemio: Y desde Argentina, Damian Horn. ¿Cómo estás, Damian?

Damian: Muy bien, gracias por la invitación, estoy feliz de estar acá.

¿Quién es Damian Horn? Head of Design de Tiendanube? ¿Qué hace todos los días?

Artemio: También nosotros estamos súper contentos de tenerte en el programa. Le cuento un poquito a la gente de ti. Damian es Head of Design en Tiendanube, que es una de las plataformas de ecommerce líderes en Latinoamérica, además tiene ya 15 años de experiencia diseñando y desarrollando productos digitales, así que todos los que estamos constantemente iterando en las cosas que tenemos allá afuera, esta charla va a ser súper nutritiva.

Para empezar, Damian, por qué no nos cuentas un poquito, ¿cuál es tu papel como Head of Design en Tiendanube? ¿Qué haces todos los días?

Damian: Lo que más me divierte a mí de estar en Tiendanube es que mi papel cambia muchísimo todos los años, nunca es el mismo. Sólo para darles un poco más de contexto, empecé en Tiendanube por marzo de 2014. En ese momento era una startup de sólo 20 personas, creo que apenas estábamos llegando a 3 mil tiendas que usaban nuestra plataforma y no tenían diseñador. Pero lo que sí tenía era una misión que a mí me atrapó y me encantó desde el principio, que tiene que ver con poder potenciar a los emprendedores, a las pequeñas marcas, para que puedan digitalizar sus negocios siendo ellos los protagonistas. Hoy, casi ocho años después, estamos por llegar a 100 mil tiendas, somos un equipo de más de mil personas, el equipo de diseño ya está llegando a casi 50 personas y, con ese crecimiento, mi papel cambió muchísimo. Cada año me siento junior de nuevo, hay mucho por aprender. Pasé de ser el único diseñador a liderar a diseñadores, luego pasé a liderar líderes, y después pasé a liderar líderes de líderes. Eso es un poco mi posición hoy y para cada una de estas transiciones, el nivel de abstracción y la forma de trabajar en el día a día cambia radicalmente.

Actualmente, el mayor desafío está en liderar la experiencia de usuario, pero ya no de un solo producto, sino que estamos creando varios productos, varias tribus que están trabajando y estamos contribuyendo acá adentro de Tiendanube, obviamente con una expansión por diferentes países de Latinoamérica, que eso le agrega una capa de complejidad más. Mi día a día se basa mucho en poder transmitir los aprendizajes de todos estos años a estos nuevos equipos que estamos armando para seguir escalando en los nuevos productos y nuevos procesos que vamos agregando y mejorando con el paso del tiempo.

Sumado a eso, hay como un asterisco, si bien paso el 80% o 90% de mi tiempo con los equipos de producto y que tienen que ver con experiencia de usuario, le dedico 20% o 10%, dependiendo del mes, a trabajar con lo que es la marca y los equipos de marketing.

Rodrigo: Claro. Sus productos son la parte más esencial de la empresa, tiene sentido que ahí pases la mayoría del tiempo. Me parece muy divertido este proceso de volver a reinventar tu trabajo cada vez que vas dando un paso hacia atrás.

Artemio: Y es algo que es muy común en las startups de alto impacto, que empiezan, justo como cuenta Damian, con 20 empleados tal vez y al siguiente año ya son tres veces los empleados que había y, después, el doble y no dejan de llegar las rondas de inversión y el crecimiento agresivo, entonces es un reto con el que se enfrentan todos los líderes de las startups que los acompañan desde el principio.

¿Cómo es la relación entre el equipo de diseño y el equipo de desarrollo de Tiendanube? ¿Cómo mantienen la calidad de los diseños estáticos en los productos vivos?

Rodrigo: Damian, te queríamos preguntar, dado que estás ahí dirigiendo el diseño, encargándote del producto desde un lugar muy alto, esta pregunta igual y hace un rato que no necesariamente te topas con estos procesos como de primera mano, pero te queríamos preguntar ¿cuál es la relación del equipo de producto, del equipo de diseño, con el equipo de desarrollo? ¿Cuál sería tu mejor consejo para mantener una buena calidad? Teníamos esta conversación hace poco, de que uno diseña algo pixel perfect y después, ya que el producto vive, se traduce a muchísimos cambios y también es importante saber ceder un poco, no siempre todo va a quedar perfecto.

Artemio: Porque a veces parece que programación lo pasa por una trituradora en vez de por una impresora.

Damian: Les cuento lo que nos fue sucediendo a lo largo de ese crecimiento, en diferentes etapas fueron cosas distintas. Cuando éramos poquitos, lo que nos ayudaba era que los diseñadores trabajábamos con el HTML y el CSS, no es la única forma, pero fue lo que nos sirvió a nosotros en ese momento. Nos involucrábamos en la parte visual y en el código y eso hacía que fuera más fácil lograr esa calidad y ese detalle que nos esperábamos en el producto que llegaba a la mano de los usuarios.

Después, siendo más de 50 personas, lo que más nos ayudó fue que adoptamos una metodología de squad, muchas startups y empresas como Spotify la están usando. Básicamente, cada squad es como si fuera una mini startup, equipos que están liderados por lo que nosotros llamamos una TPD, T de tecnología, P de producto y D de diseño, hay managers de cada una de esas áreas. El squad tiene que cumplir una misión y están enfocados en un problema en particular, y eso hace que sea responsabilidad de todos los perfiles poder resolver ese problema y cumplir esa misión de principio a fin. No hay un handoff, no es que un departamento que diseña lo pase a un departamento de desarrollo, sino que se acompaña mucho más el proceso y eso hace que sea mucho más fluido y, de hecho, hasta detectas cosas antes de empezar a desarrollar, trabajan todos juntos en el diseño.

Y ahora estamos dando un paso más. Creamos un design system, se llama Nimbus. Si buscan nimbus.tiendanube.com lo van a encontrar, es open source, los invito a usarlo también a todos los que quieran. Y no sólo nos permite tener una mejor calidad en el producto final, también al equipo de diseño nos hace mucho más productivos, nos ahorra tener conversaciones de si el padding es de 2 o 15 pixeles, si es redondeado o no el botón; y estamos más enfocados en que el producto que estemos creando solucione el problema que queremos solucionar y no tanto en esos detalles.

No sólo nos está mejorando el proceso de diseño y desarrollo, sino que estamos abriendo el open source para dárselo al ecosistema, estamos trabajando con una plataforma y todos los productos que se están empezando a integrar con nosotros lo pueden usar y nos va a dar una consistencia y una productividad, no sólo puertas adentro, sino con todo el ecosistema que forma parte de Tiendanube.

Rodrigo: ¿También tienen la parte en desarrollo del design system que es la librería de componentes? ¿están construidas a la par?

Damian: Sí. De hecho tenemos un equipo de front-end developers y designers trabajando juntos en tener la librería en Figma y en tener los componentes en código en React, son los mismos y están trabajando juntos, entonces no es que haya una cosa diseñada y otra en código, sino que todo es una cosa.

Rodrigo: Excelente porque nosotros hemos trabajado con sistemas de diseño pero pequeños, nunca con uno a gran escala, con una plataforma de ese tamaño. Hace poco tuvimos la suerte de que nos presentaran el de Netflix y ver hasta dónde llegaba porque además ellos tienen móvil, web, televisiones, entonces cómo se expande la cantidad de usos que puede tener y, claro, en cuanto nos enseñaron la paridad que tenían de los elementos en el design system con los elementos en la librería de componentes pensamos que ya se acabó la fricción, ya en ningún momento hay que hacer ningún tipo de handoff, se trabajan los componentes a la par.

Damian: Sí, totalmente.

Artemio: Me encanta esto que mencionas de que es open source su design system. Yo soy un gran partidario de este movimiento, en este estudio apoyamos mucho todo el movimiento open source porque creemos genuinamente que si las ideas y las soluciones del mundo fueran open source, como humanidad, sólo tendríamos que resolver los problemas una vez y construir a partir de eso.

Damian: A nosotros también nos encanta y un poco en esa línea, cuando empezó Tiendanube y recién arrancamos, usábamos Bootstrap, era una librería open source CSS, y en ese momento nos ayudó a ir mucho más rápido porque nosotros no lo podíamos construir, no teníamos el equipo, no teníamos las manos y teníamos que validar otras cosas, teníamos que enfocarnos en otras cosas, y ahora nos toca a nosotros compartir puertas afuera lo que estamos creando acá adentro.

¿Qué hace Tiendanuble para competir desde diseño con gigantes como Shopify o WooCommerce?

Artemio: Qué hermoso. Damian, una pregunta obligada para una startup que está en su cancha, en su área en su industria. ¿Qué hacen ustedes para competir desde diseño, que es el área que tú llevas, con gigantes como Shopify o WooCommerce? que están súper agresivos comiendo mercado en este sentido y queríamos platicar un poco de eso contigo.

Damian: Para nosotros, el factor principal es nuestro foco en los problemas locales y ahí es donde creemos que podemos ser mucho mejores a diferencia de estas plataformas que tienen un enfoque para ir más global. Nosotros tenemos una estrategia diferente, nos levantamos y nos acostamos pensando en problemas a los cuales se enfrentan exactamente y todos los días marcas de personas que viven en Ciudad de México, Buenos Aires, São Paulo y en la región. Y estamos muy enfocados en esos problemas y también es algo que nos apasiona, sabemos que, para nuestros clientes, emprender en Latinoamérica es súper difícil.

Yo realmente admiro mucho a las marcas que usan nuestro producto porque es casi heroico, es una región con mucha inestabilidad, países con inflación, cambios en las reglas de juego, poco acceso al crédito y nos encanta poder aportar también nuestro granito de aren buscando que la región sea cada vez un poquito mejor, más fácil de emprender, poder bajar barreras y, al final del día, creo que eso también es lo que nos hace diferentes.

Artemio: 100%. Esperaba que la respuesta fuera por ahí porque le hicimos una pregunta muy similar a Hernán Kazah, que es cofundador de Mercado Libre y justo era la pregunta obligada cómo hacen para competir con Amazon, y él nos respondió algo muy similar, nos dijo que ellos están aquí y han estado cerca de los usuarios latinoamericanos por mucho más tiempo que Amazon y les han podido dar un abanico de productos mucho más acorde a los problemas que hay en la región. Amazon viene con una visión que casi se están manejando solos los coches, los drones están haciendo el delivery, y acá es distinto, son otros problemas los que tenemos.

Damian: Creo que tenemos una cultura diferente, tenemos formas diferentes de hacer las cosas y de resolver nuestros problemas y obviamente necesitamos un producto diferente para solucionar todos esos problemas y lograr que tengan un mejor día a día, así que va por ahí a la hora de diferenciarnos.

Rodrigo: Claro, que tenga la flexibilidad que requiere Latinoamérica.

¿Cuál es el papel del departamento de diseño en las integraciones que va generando Tiendanube?

Rodrigo: Te queríamos preguntar también, vemos que tienen un montón de integraciones, ahora nos cuentas que su design system están abriéndolo e incentivando a sus integradores a que lo utilicen de forma que la experiencia sea mucho más cohesiva, y la pregunta es ¿cuál es el papel del departamento de diseño en estas integraciones? ¿Es justo a través de este sistema de diseño?

Damián: Sí. El design system es uno de los building blocks, es uno de los componentes que nos está ayudando con esto. Creo que acá tuvimos un punto de inflexión hace varios años donde dejamos de pensar y de operar como un producto para operar como una plataforma. La diferencia es que una plataforma es un producto que tiene una parte abierta donde otros productos se conectan. Fue súper desafiante, al principio es un poco más lento porque el proceso antes era entender un problema, diseñar una solución y esa solución se entregaba directo al cliente. Ahora, estamos creando una solución y esa solución le va a permitir a otras compañías conectarse y esas otras compañías o productos son los que le están solucionando un problema a los clientes.

Pero si bien al principio es más lento, una vez que abres esa parte del producto, lo que genera es que después va todo mucho más rápido, aparece una diversidad de opciones, de soluciones, y acá el equipo de diseño trabaja mucho en entender qué parte de nuestro producto abrimos y cómo lo abrimos. Nimbus nos ha ayudado a que las soluciones se desarrollen, es algo muy nuevo y estamos empezando a hacerlo. Nos está ayudando a que se creen soluciones con la misma UI, con la misma experiencia, y lo que queremos que deje de pasar es un merchant: digamos que yo soy alguien que vende y tengo que abrir Tiendanube, probablemente necesito una solución de envíos, de pago u otra cosa de marketing que se esté integrando con nuestro producto, y queremos que todo eso pueda empezar a vivir dentro del mismo producto, y esto es muy beneficioso, no sólo para nuestros clientes, sino también para estos socios o productos que se van a conectar porque los clientes van a tener una adopción mayor de las soluciones, así que va por ahí nuestro papel, siempre pensándolo como TPD, una parte de producto, una de tecnología y una de diseño, y entre los tres vamos trabajando para que Tiendanube sea más eficiente como plataforma.

Artemio: Me encanta ese sistema. Yo, personalmente, no lo conocía, pero le voy a echar un ojo, ya me llevo tarea. Me encanta llevarme tarea de estas conversaciones, todos los libros, recursos que nos dan me los echo y, genuinamente, he aprendido muchísimo.

¿Cuáles son tres errores que se deben evitar al momento de diseñar productos digitales?

Artemio: Damian, una pregunta directa para entregar valor a nuestra audiencia: ¿cuáles serían tres errores que no se pueden cometer al momento de diseñar productos digitales?

Damian: Me vienen varios en la cabeza. Pensando en tres o de los que más me sirven a mí en el día a día, el primero tiene que ver con enamorarse de la solución y no del problema. Creo que para mí, los equipos de producto y productos que tienen más éxito son los que se enamoran del problema que quieren resolver. Esto requiere probar una y otra vez, cambiar, iterar, volver, repensar y creo que es clave enamorarse del problema.

El segundo tiene que ver con conocer a profundidad para quién estás diseñando, de cosas más generales, cómo es la jornada de esa persona, cuáles son los valores, qué objetivos tiene, con qué se sienten realizados, cómo se ve el éxito para ellos. Hay cosas más puntuales que debes conocer: cómo habla, qué palabras usa, cómo se comunica y cómo nos podemos comunicar de forma correcta, cómo el producto se puede relacionar con esa persona de la mejor forma, qué cosas los emocionan, qué les genera felicidad o tristeza. Con un entendimiento muy profundo, no tengo dudas de que se pueden diseñar productos digitales mucho mejores.

Y el último, creo que yo recomendaría mucho tener una métrica de éxito, entender cómo medir el éxito, antes de empezar a diseñar. Y no sólo tener una métrica de éxito, sino tener una contra métrica, y esto tiene que ver con que la métrica es el objetivo que perseguimos, cómo vamos a entender si lo que hicimos estuvo bien o no, y eso está bueno siempre definirlo antes de empezar para no hacernos trampa y modificarlo.

La contra métrica tiene más que ver con la calidad, cómo nos aseguramos que no hacemos tales patterns, o cómo nos aseguramos de que no hacemos también trampa para llegar a esa métrica. Es encontrar una contra métrica que nos asegure la calidad, no lastimar la experiencia pensando a largo plazo, mantener una buena relación entre el usuario, el producto y la marca.

Yo diría esos tres: enamorarse del problema, conocer a profundidad al usuario o a la persona para la que estás diseñando y tener muy clara la métrica y la contra métrica para poder medir lo que estás haciendo.

Rodrigo: Damian, esto que dices de la contra métrica yo no lo había escuchado. La métrica es un concepto que ya habíamos revisado varias veces, hablamos de ella en un par de podcasts y justo de no hacernos trampa, de que, si uno no lo pone al principio, lo que haces después da igual porque sólo te estás inventando cosas, pero la contra métrica es un gran ejercicio. Donde la métrica positiva deja de tener sentido es donde entra esta otra figura a jugar y a asegurarte de que no te estés haciendo trampa, me parece fenomenal.

Damian: Un ejemplo de eso es que estás midiendo la conversión, cuántas personas entran a un lugar y hacen la tarea que tú esperabas que hicieran, como crearse una tienda, y si no tienes una contra métrica de que entran las personas correctas, personas que realmente quieren, que se quedan en la plataforma a largo plazo y trabajan contigo, puedes empezar a hacer trampa con botones gigantes, pop ups por todos lados, y empiezan a aparecer esas ideas medio locas que tal vez convierten mejor al corto plazo, o sea en la primer semana son mejor, pero estás lastimando muchísimo la experiencia y la relación que tienes con el usuario, estás del otro lado. Entonces la contra métrica es clave para tener un buen balance.

Artemio: Fantástico.

Nos vamos al corte del programa, le recordamos a toda la gente que nos está escuchando que en cuandoelriosuena.com pueden encontrar el call to action para unirse a nuestra newsletter, los invitamos a hacerlo y a compartir este podcast si creen que le puede servir a algún fundador o a alguien que esté en este turbulento camino que es construir un negocio saludable de internet. Estamos creando una gran comunidad, han pasado cosas que nos sorprenden ya después de poco más de 30 capítulos, por ejemplo, nos contaba el otro día una escucha que también es fundadora en El Salvador, que hubo una ocasión en la que iban a tener una junta estratégica con su equipo y, antes de hacerlo, dejó de tarea que todo el equipo escuchara uno de estos capítulos entonces ese es el nivel de valor que estamos tratando de entregar con los invitados que tenemos y los consejos que pueden darnos, así que viene más de eso, les recomendamos suscribirse a la newsletter.

¿Cuáles son las lecciones más valiosas que ha aprendido Damian Horn a lo largo de su carrera?

Rodrigo: Continuamos en este capítulo con nuestro invitado especial de esta ocasión, Damian Horn. Durante tu carrera, ¿en qué travesías o tareas de diseño es donde más se ha perdido tiempo? Porque uno se va llevando estas lecciones conforme más experiencia tiene, conforme pasan los años, entonces ¿qué experiencias miras hacia atrás y piensas que no vale la pena volvértela a echar.

Damian: Creo que de todo queda un aprendizaje. A mí me gusta pensar que si miras hacia atrás, reflexionas sobre un proyecto y piensas que no harías nada diferente, es que probablemente no aprendiste nada, así que un poco en esa dirección, les voy a contar tres específicas que lo representan bastante bien.

La primera tiene que ver con mi formación. Yo soy diseñador gráfico, hice toda una carrera pensando en la solución y querer rápidamente agarrar la computadora y ponerme a solucionar antes de entender muy bien el problema. Tal vez me pasé mucho tiempo refinando diseños o cosas que no resolvían el problema y que después no iba a usar nadie o que no resolvían un problema puntual.

Después me tocó pasar por una compañía donde diseñábamos sin tener objetivos claros y, al final, terminas dando vueltas en círculos, te sientes un poco que estás moviendo cuadraditos de colores en la pantalla todo el tiempo, subiéndolos, bajándolos, sin un impacto, sin una acción clara, y creo que ahora evito ponerme en esos lugares.

Luego, antes de entender el concepto de MVP también me pasó mucho que trabajaba en proyectos gigantes que se tiraban, que sobraban features, detalles que no valían la pena o, por lo menos, en ese momento no valía la pena. Algunos ni se llegaban a desarrollar o a usar, que creo que eso es lo más doloroso para alguien que diseña, invertir tiempo y esfuerzo en algo que nadie usa.

Artemio: La pesadilla de todos. Justo cuando no tienes este acercamiento ágil que es muy propio de la época, puedes perder muchísimo tiempo dejando algo súper pulido, un proyecto titánico que ni siquiera ha tenido contacto con usuarios reales y ya que entra en contacto se te cae o no resulta como tú esperabas.

¿Cuáles son las lecciones más grandes que ha aprendido el Head of Design de Tiendanube liderando equipos?

Artemio: Damian, en tu experiencia liderando equipos, ¿cuál crees que es la lección más grande que te has llevado?

Damián: Para mí la principal tiene que ver con el tiempo que requiere poder armar un buen equipo, poder crear un buen equipo. Lo desafiador, lo difícil que es y, al mismo tiempo, cuánto uno lo subestima cuando no tiene la experiencia.

Me pasó que no era lo suficientemente crítico a la hora de hacer mis primeras contrataciones o mis primeras entrevistas y no tener súper en claro qué cosas evaluar, qué cosas mirar a la hora de buscar a esas personas. Creía que lo tenía claro, la verdad era que no sabía cómo preguntarlo, cómo averiguarlo o cómo preguntar para llegar a esas respuestas. Es muy difícil y es una habilidad que uno va desarrollando y refinando con el tiempo. Tienes una o dos horas en las que entrevistas a una persona y en ese ratito tienes que darte cuenta de si esa persona hace un buen fit, un buen match con el equipo y con el momento, y eso, por otro lado, no significa que la persona sea mejor o peor, sino que hay un match. Es como las parejas, es una persona que tiene cierto estilo para trabajar y para diseñar que encaja con cierta compañía en cierto momento.

Lo que me pasa ahora es que prefiero demorarme uno o dos meses para traer a las personas ciertas y asegurarme también de que podemos crear una relación a largo plazo con esas personas que traemos, armar un equipo a largo plazo y construir a largo plazo. Para mí fue un gran cambio.

Artemio: Claro porque, además, todo este proceso de contratar talento para tu empresa, si falta esa parte que mencionas que es cómo evaluar a la persona que va a entrar o cuáles son los objetivos que va a estar persiguiendo, es algo que se te puede ir muy fácil porque tú tienes una lista de tareas que tú tienes que tachar y contratas a alguien para que te ayude con ellas, pero si no tiene esta parte, cómo vas a medir su desempeño o su desarrollo, o incluso cómo vas a poder exigir qué es lo que se está esperando de esta persona.

Damian: También creo que genera una situación incómoda para esa persona que llega con determinadas expectativas y no son así. Entonces creo que para los dos lados siempre vale la pena una instancia más de entrevista, más tiempo, hasta no avanzar si no estás 100% seguro, a largo plazo es lo mejor para todos.

Artemio: Creo que también se necesita un excelente proceso de onboarding. Leyendo el libro de Radical Candor que habla mucho de liderazgo, cuenta una historia en la que dice que contrataron a un chico estrella, que viene con mención honorífica de una Ivy League, con más experiencia que tú, que te dan ganas de decirle que él corra el negocio, y cuando llega este chico, resulta que su trabajo no refleja toda esa experiencia que venía en el CV y en una primera instancia, no le llaman la atención respecto a que el trabajo que está realizando no es lo que se está esperando de él, que está mal, y de ahí empieza a haber una serie de mal viajes como que se sabía que él iba a entregar algo que iba a estar mal y que otra gente iba a tener que corregir, se excusaban los mismos managers diciendo que era un chico que trae la pata coja. Entonces llega el momento de despedir a esta persona porque no está haciendo bien su trabajo y la primer reacción que tiene es de sorpresa, de por qué nadie le dijo que estaba pasando esto. Pero bueno, ya nos estábamos desviando un poco.

Damian: Igual me parece un punto excelente. Para no extenderme más, hable sólo de la parte de la contratación. Pero algo que también fuimos iterando y que tratamos como un producto acá adentro es nuestro onboarding. Le ponemos el mismo foco que al usuario, que la persona que llega tiene que pasar por ese onboarding y nos vamos juntando todos los meses y vamos refinando y lo vamos mejorando y vamos aprendiendo sobre eso, después creo que el otro punto de Radical Candor es clave, uno va aprendiendo con el tiempo que es preferible dar muchos feedbacks muy puntuales, cortitos, y esto es mucho mejor para la otra persona que callarte, aguantarte dos o tres meses y después tienes una pila de cosas para pasar el feedback que la otra persona no se lo espera y no le das la oportunidad de mejorar y eso uno lo va aprendiendo a veces en la práctica. Idealmente, si uno consigue leer estos libros y adelantarse y no tener que pasar por eso, es mucho mejor.

Artemio: Fantástico, me encanta.

¿Cuáles son los factores clave que el equipo de diseño de Tiendanube toma en cuenta para contratar a alguien?

Rodrigo: Te queríamos preguntar cuál es el perfil ideal de un diseñador que querrías en tu equipo, pero la podemos adaptar un poco. ¿Cuáles son las cosas que buscarías en una entrevista, estos KPIs que te dicen si la persona hace match con el equipo que estás armando?

Damian: Nosotros tenemos tres pilares súper claros en nuestro equipo y son los que miramos a la hora de contratar. El primero tiene que ver con entender muy bien los problemas, creemos que realmente la solución que diseñemos va a ser tan buena como el entendimiento que tengamos del problema, entonces para nosotros es muy importante que esta persona tenga esa parte de problem solving, de enfocarse en los problemas, de enamorarse de los problemas y no de las soluciones.

El segundo tiene que ver con proponer soluciones que enamoren, y acá intencionalmente usamos el que “enamoren”, porque no es que queramos resolver problemas solamente a nivel funcional, sino que también queremos conectar a un nivel emocional con los usuarios, entonces esa parte para nosotros es muy importante.

El otro pilar tiene que ver con algo que mencionamos antes, con el MVP y el poder entregar valor rápido, así que acá ponemos mucho foco en qué es lo mínimo a resolver de un problema y cuanto antes podamos tirar el patito al agua y ver si flota o si funciona es mejor y podemos aprender sobre eso. De hecho, nos gusta decir mucho que los proyectos empiezan cuando los entregamos, ahí empezamos realmente a aprender y por más tremenda que esté la solución en Figma o se vea genial la solución que tengas, si no la puedes poner en las manos de tus usuarios, la verdad es que no existe, es una idea todavía, que está buenísima, las ideas son súper valiosas, pero tienen que llegar a la mano del usuario.

Con esas tres cosas miramos y entrevistamos a las personas que vienen a Tiendanube. Obviamente, tener esos tres pilares es muy difícil, vamos a casos puntuales, revisamos el histórico de esa persona, las experiencias pasadas y sabemos que hay una parte que se puede desarrollar. Ahí lo que miramos mucho es el growth mindset, la mentalidad de crecimiento, qué tan abierta está esa persona al feedback, a mejor, a seguir creciendo, esta mentalidad un poco de sentirse junior todo el tiempo y querer aprender y saber que siempre te van a faltar cosas, siempre hay algo por aprender o mejorar. Mirando esas cosas es que nosotros contratamos y lo aplicamos como base para los diferentes perfiles del equipo: content designer, product designer, managers, visual designers, vamos y hacemos mucho foco en esos tres pilares.

Artemio: Qué emocionante ver tan buenas bases estratégicas y como de filosofía y cultura en una empresa. Realmente me emociona a largo plazo hasta dónde puede llegar cada día más la idea de Tiendanube.

Sobre esto que mencionas de estos tres puntos, es bien curioso cómo el último, que es como esta agilidad para hacer MVPs o esta vulnerabilidad para hacerlo, va muy de la mano con esto de que, si las cosas se quedan en estrategia, sólo son una estrategia pero todas las estrategias empiezan a ser reaccionarias una vez que reciben el primer golpe, una vez que te dan en la rodilla y ya no son las cosas como esperabas y entra el primer punto que mencionaste del problem solving y tener esta maleabilidad para adaptarse cuando sale distinta la estrategia.

¿Qué recursos recomienda Damian Horn a los líderes de diseño de otras startups?

Artemio: Damian, queremos recomendarle algunos recursos a los líderes de diseño que nos están escuchando de otras startups, si nos pudieras compartir tres libros, canales de YouTube, un thread de Twitter, lo que creas que puede servirles a personas que están en posiciones similares a la tuya.

Damián: Yo soy muy fanático de Julie Zhuo, no sé si la conocen, es la ex VP de Design de Facebook. Todo lo que escribe me parece alucinante, tiene una capacidad de abstraer cosas súper complejas y difíciles de explicar y ponerlas en palabras fáciles, y obviamente tiene una experiencia tremenda a lo largo de su carrera. Escribió The Making of a Manager, que es un libro súper interesante. Vale la pena seguirla en Twitter, comparte cosas muy valiosas, también tiene un blog.

Un libro que a mí me ayudó mucho y que cambió bastante mi forma de pensar y cómo encarar procesos más creativos se llama Creativity Inc., de Ed Catmull, CEO de Pixar, que también fue presidente de Walt Disney Animation Studios, y cuenta en esa historia cómo crearon Pixar y los problemas con los que se fueron topando a lo largo de la creación, no sólo de la compañía sino de las primeras películas que crearon en Pixar, y cómo era el proceso que tenían ellos, cómo lo iban refinando. Lo más interesante es que es súper práctico y simple este libro, cuenta desde cómo rediseñaron una sala de reunión, cómo se sentaban, cómo era la mesa, cómo era que, de una mesa súper alargada, sólo terminaban participando los de en medio y los del costado no y eran muy improductivas; y va hasta cómo hicieron para crear sus películas, que tiene mucho que ver con usar el equipo más chiquito y el menor tiempo posible en hacer una primera versión, e iterarla hasta tener una producción final, que se conecta mucho con el concepto de MVP o pensar cómo ser súper ágil.

Después, pensando en otro punto, lo mejor que tenemos hoy es que somos una comunidad genial, tenemos podcast como estos, tenemos varios equipos y compañías como Nubank, Mercado Libre, Airbnb, Spotify, que todo el tiempo están escribiendo y contando cómo resolvieron problemas puntuales y a mí me encanta. Pero más allá de estos blog posts y estos podcasts, yo creo que cuando uno lee algo interesante y quiere profundizar un poco más, puede mandar un mail a estas personas, decirles que es súper interesante lo que hablaron pero que tenemos más preguntas para profundizar sobre el tema, la verdad me he sorprendido un montón de veces porque personas súper gruesas que pensé que nunca me iban a contestar están súper abiertas a hablar, a contarte su experiencia, compartirla y acá, de nuevo, yo creo que no hay preguntas tontas, hay tontos que no preguntan. Entonces manda un mail, habla con todas estas personas, es muy valioso y es un recursos que todos tenemos a la mano y que vale la pena.

Rodrigo: Aprovechar la conectividad, porque si no estamos todos, pero cada quien en su cuarto encerrados.

Artemio: Es entrar al internet game.

¿Cuáles son los retos más grandes a los que se enfrenta el equipo de diseño de Tiendanube en los próximos años?

Rodrigo: Para terminar, esta es la última pregunta. Hemos tenido una conversación muy agradable, pero todo acaba. Esta es una pregunta que le hacemos a todos los invitados y es muy importante porque siempre nos da mucho insight al respecto de dónde hay que poner atención o hacia dónde hay que voltear a ver. Ante los retos que enfrenta Tiendanube y tú en la dirección de diseño en los próximos años, ¿qué te quita el sueño?

Damian: Pensando específicamente en lo que está pasando ahora en Tiendanube, recibimos una inversión de 500 millones de dólares, salió publicado en varios lugares y eso nos va a permitir invertir de forma muy agresiva en toda la región, en equipos, en marketing, en crecimiento, en mejorar el producto, mejorar la infraestructura, pero, sobre todo, nos da la oportunidad de seguir avanzando con esta visión que tenemos de potenciar las historias de cada una de las personas que quieren emprender y poder bajar las barreras para que sea cada vez más fácil poder hacerlo.

Si bien Tiendanube ya tiene 10 años, como compañía creemos que recién estamos empezando y tenemos mucho por hacer para construir esa visión entonces, yendo puntualmente a la pregunta, eso es lo que más me preocupa, cómo podemos hacerle en este contexto tan desafiante como es Latinoamérica para que sea más simple para los negocios de la región tener éxito, cómo podemos bajar esas barreras y cómo podemos lograr que, al mismo tiempo que crecemos como equipo, nuestro producto tenga una experiencia de usuario mucho mejor, nuestros procesos sean cada vez mejores, y lograr ser una compañía y un lugar mil veces mejor para que todas las personas que vengan a diseñar a Tiendanube tengan todo, absolutamente todo lo que necesitan para hacer el mejor trabajo de sus vidas. Ese es el desafío que tenemos hoy y es lo que me quita el sueño.

Artemio: Qué emocionante todo lo que nos cuentas, lo vuelto a retomar, están muy bien todas las bases estratégicas de cultura, están cerca de sus usuarios.

Rodrigo: Han tenido tiempo para trabajarlas.

Artemio: Tienen todas estas herramientas que esta inyección de capital pone un reto frente a ustedes, pero es el tipo de retos que todos estamos buscando, son el tipo de problemas que hacen muy emocionante nuestra labor cuando llegan este tipo de cosas y que, además, como tú dices, nos vuelven a poner en una posición de junior. Es momento de empezar a aprender otra vez.

Para todos los que nos están escuchando, que siempre tienen una actitud junior ante la vida, les recordamos que en cuandoelriosuena.com ustedes pueden encontrar el call to action a nuestra newsletter para empezar a formar parte de esta comunidad de emprendedores y líderes de startups en diseño y marketing. Si creen que este capítulo le puede funcionar a alguien, por favor compártanlo con esa persona, ayúdennos a llegar a la gente indicada. Nos vemos a la próxima.

Si crees que a alguien le seria útil este contenido, compártelo con esa persona.

Escucha otro episodio

los mejores recursos para negocios digitales

Nunca dejamos de aprender sobre nuestro ecosistema, cuenta con que compartiremos lo más valioso contigo.

Conoce las lecciones más valiosas después de 61 episodios publicados de nuestro podcast. Lee sobre la Minimum Viable Startup.

suscribirme
switch languageenglish

Solo usamos cookies para brindarte la mejor experiencia en nuestro sitio, pero puedes revisar nuestra política de cookies e inhibirlas si prefieres. Si sigues navegando por el sitio asumiremos que estás de acuerdo con ellas.