acueducto

53

cómo construir un producto en fintech

Cómo construir un producto en fintech - Helena Polyblank

Helena Polyblank Mendel

Founder

En este episodio charlamos con Helena Polyblank, CPO y cofundadora de Mendel, una plataforma de gestión de gastos empresariales. Platicamos sobre sus aprendizajes de producto en Mercado Libre, los cambios de rituales culturales de las startups en expansión y sus recomendaciones para contratar talento en Producto.

Comparte

Transcript

Artemio: ¿Qué tal? Bienvenidos a todos a una edición más de Cuando El Río Suena, el podcast en el que invitamos a expertos y profesionales del mundo de la tecnología y de la innovación para que compartan con nosotros sus mejores insights y consejos en este camino que es construir un negocio saludable de internet. El día de hoy me acompaña mi socio Rodrigo Salmerón, ¿cómo estás, Ro?

Rodrigo: ¿Qué tal? Muy bien.

Artemio: Como pueden notar, en el video nos cambiamos de lado y de silla porque, como saben, grabamos batches de capítulos y nos echamos cinco en un día y nos ven en los videos vestidos iguales, entonces para generar un poco de dinamismo nos cambiamos de lado.

El día de hoy nos acompaña una cofundadora, se trata de Helena Polyblank, que es la CPO en Mendel, ¿cómo estás, Helena?

Helena: ¡Hola! ¿Cómo están? Es un gusto formar parte de sus episodios. Buenas tardes, Rodrigo y Arte. Gracias por la invitación.

¿Cuál es el pitch de elevador de Mendel?

Arte: Es un gustazo tenerte aquí, nos emociona la conversación que tendremos. Lo que te trae aquí hoy es Mendel y la posición que llevas y todo el camino que has tenido como fundadora de esta empresa. Para poner en la misma página a toda la gente que nos está escuchando, ¿nos podrías contar cuál es su pitch de elevador?

Helena: Nosotros en Mendel estamos construyendo la plataforma que lleve la digitalización y transformación digital a las áreas de finanzas, empezando por México, y para esto tenemos dos estrategias. La primera es acompañar todos los gastos corporativos con un proceso de rendición de cuentas y de presupuestos que ordene y den civilidad a los administradores. También tenemos nuestra plataforma para que todos los colaboradores puedan gestionar sus gastos y esto, muchas veces, lo hacen a través de estas aplicaciones móviles y, por último, tenemos nuestros medios de pago, como una tarjeta Visa corporativa internacional, que es la que permite a estos grandes corporativos hacer sus pagos en cualquier lugar del mundo a nombre de la empresa.

Artemio: Este primer problema que atacan o que mencionas es uno que yo creo que es súper latente en la región. He empezado a ver cómo surgen estos servicios que ayudan a solucionar este problema y realmente sí me pregunto cómo es que no existían soluciones como estas antes. Porque ya tenemos un siglo de tener corporaciones que actúan, donde hay 20 managers que tienen cinco personas cada uno, son organizaciones enormes, y llevar el control contable de todo lo que está sucediendo en la organización y hacerlo de una manera eficiente que no quite tiempo, que no te dé ansiedad, porque luego estos temas, al ver la cantidad de transacciones, números, cosas de rendiciones de cuentas que se necesitan puede ser abrumador, entonces el poder guiar y recargarte en un software que te ayude a llevar todas estas cosas a nivel organización y a nivel management es realmente algo que necesitaba urgentemente tener el mundo corporativo.

Helena: Yo vengo del mundo de fintech en mi recorrido y creo que muchas fintech estuvimos muy ocupados y muy entretenidos con otro gran desafío que es toda la parte del B2C y la oportunidad, sobre todo, que hay en Latinoamérica de personas no bancarizadas que no acceden a los servicios, que también es gigantesca, entonces creo que esto es como un proceso de transformación de los pagos de las finanzas que empezó por ese lugar y que, a la vez, los corporativos están bastante servidos por banca y por compañías más tradicionales que tienen mucho tiempo, entonces ahora se está abriendo un poco esta transformación en términos de medios de pago, de tecnología, a lo que es el mundo corporativo. Y la verdad es que, así como Mendel, como tú dices, también se están viendo más soluciones cada vez, están viendo que plataformas que tal vez empezaron en Estados Unidos o en Europa están teniendo éxito, están siendo adquiridas o están creciendo a pasos agigantados, y eso también ha abierto la oportunidad de visualizar que hay ese camino en LATAM, así que creo que hay varias cosas, pero, hablando en primera persona, tal vez estaba mucho más a simple vista la oportunidad con las personas de que siguiera gigante la transformación que se podía generar ahí, entonces muchas compañías empezaron con ese propósito y aquí estamos con Mendel ahora para dar lugar a la segunda transformación grande de pagos en LATAM que creo que va a ser por el lado B2B.

Y, en particular en nuestro caso, aprovecho para contarles que, si bien el segmento B2B es bastante grande y también es una oportunidad muy interesante en toda la parte de startups y de pequeñas corporaciones o medianas empresas, en nuestro caso estamos enfocándonos en nuestra estrategia 100% en todo el segmento enterprise y corporativos, que es donde hoy existen otras soluciones, y que creemos que complementándonos, incluso con la banca y con otras alternativas como ERPs u otros sistemas que ya están en las compañías podemos agregar una capa de experiencia y de mejora en términos de tiempo, de performance y de costos para todo lo que representan las compañías.

Rodrigo: Fantástico. Es verdad que, como comentas, que muchos esfuerzos fintech están enfocados hacia el consumidor final y ya es turno.

Artemio: Ya no quiero ver un ad más de una tarjeta de crédito digital en mi timeline, por favor.

¿Quién es Helena Polyblank? Cofundadora y CPO en Mendel, ¿qué hace todos los días?

Rodrigo: Helena, sobre tu papel particular como CPO en Mendel, cuéntanos un poco, ¿qué haces todos los días.

Helena: Qué interesante porque es difícil de resumir, cada día es diferente aquí. Creo que gran parte del rol de Producto, en general, es estar muy cerca de los clientes, entender lo que está pasando afuera de Mendel y las necesidades que existen, eso es nuestra prioridad y, a partir de eso, encontrar oportunidades de desarrollo y de armar nuestro roadmap de producto, como se suele llamar un poco en este mundo, entendiendo las prioridades, dónde están las mayores oportunidades, cuáles de esas oportunidades abarcan a más usuarios e impactar a más empresas y a más personas. Y luego, entendiendo hacia adentro, mucha parte del tiempo con nuestro equipo de UX, de Diseño, de Experiencia, de Contenido, de Research, el equipo de Desarrollo de Tecnología, entender el costo que cada una de estas iniciativas tiene, cuál es la mejor manera de hacerlo, cómo podemos pensar MVPs y productos muy fáciles de probar para testear la oportunidad y el product-market fit, así que gran parte de mi tiempo estoy con mi equipo pensando en estas cuestiones.

A la vez, también con mi rol de cofounder, participo en otras instancias de la compañía que también disfruto muchísimo, como es toda la parte de hiring, de incorporación de personas, de cultura. También esto mismo de dar a conocer un poco lo que estamos haciendo hacia afuera ****en determinados espacios, así que creo que cada día es diferente y eso es lo que más me gusta de mi trabajo y, en particular, de hacer producto. Creo que se trata muchas veces de resolver problemas o desafíos intelectuales de cómo hacer determinadas cosas más rápido, más fácil, cómo hackear un producto, el sistema o la necesidad y eso hace que cada cliente, que cada día sea pensar en distintas cosas y desafiarnos en lo intelectual también de esa manera.

Artemio: Creo que con esta explicación que nos das de tu día a día queda muy claro cómo una startup opera de manera ágil y siempre pegada a sus usuarios y tratando de entregarles la mayor cantidad de valor posible sin tener que esperar un año a que se desarrolle X o Y parte de la tecnología, este estira y afloja, que al final se reduce en estar pegados a ellos y en estar tratando de entregarles valor.

¿Qué aprendizajes llevó Helena de su carrera en Mercado Libre a Mendel?

Artemio: Helena, vimos en tu LinkedIn que hiciste una muy buena carrera en Mercado Libre, y queríamos preguntarte ¿qué aprendizajes te trajiste de esa experiencia que tuviste y de esa carrera que tuviste ahora a Mendel?

Helena: Fueron un montón de cosas y es difícil de resumir porque fue un camino largo, intenso, interesante, entretenido, con altas y bajas como en cualquier lugar, aprendí distintas cosas.

Creo que lo principal es que aprendí a hacer producto como tal, con el nombre, con el job description, en Mercado Libre. Había hecho cosas similares en mi trabajo anterior, pero en esos momentos ni siquiera se hablaba de producto entonces no sabía muy bien cuadrar lo que estaba haciendo bajo esta dinámica.

En Mercado Libre tuve la gran oportunidad de trabajar con equipos de tecnología en una empresa en la que se respiraba tecnología y emprendedurismo en el ADN, así que creo que eso es lo principal. Me formé haciendo, como siempre digo, a través de la experiencia y a través de resolver pequeños problemas todos los días. Aprendí a trabajar con UX cuando ni siquiera era muy claro qué hacía o cuál era el valor que aportaba el UX en ese momento, aprendí a trabajar con desarrolladores sin saber programar y la verdad es que no tengo un perfil técnico; aprendí a estar muy cerca, a preguntar y, a partir de eso, ir incorporando más conocimiento de por qué determinadas tecnologías, de cómo construir, cómo al final ellos construyen producto. Así que fue una escuela, un MBA en producto súper interesante.

Dentro de todo eso, también, al haber estado tantos años y al haber participado en distintos estadíos de compañía y de producto, yo entré a Mercado Libre con tres mil empleados a nivel regional y, cuando salí, éramos más o menos 14 o 15 mil, vi un crecimiento súper acelerado. Me llevó a reconvertirme muchas veces, a buscar distintos lugares, a volver a encontrar la motivación, volver a encontrar el foco, conocer distintos tipos de usuario con distintas necesidades, y creo que eso también fue algo que incorporé, esa flexibilidad al cambio, a no tener miedo a que, a veces, las cosas nos ponen en situaciones incómodas, que no controlamos o que no sabemos que tenemos miedo, y eso me formó bastante para poder ir tomando distintos desafíos en mi carrera y buscar herramientas, acompañamiento, buscar la toma de decisiones constante y consensuada la mayoría de las veces; distintas cuestiones que tal vez no están en manuales y yo lo incorporé desde el hacerlo, a no encontrar pared y a aprender de personas con mucha experiencia, mucha visión, creo que eso era lo principal que había en Mercado Libre, esa visión estratégica, y mucha apertura a que la empresa la estábamos haciendo entre todos de alguna manera y aprender de aciertos y errores de otros, a través de otros, eso fue súper interesante.

En concreto de Producto, creo que algo que me llevé de Mercado Libre, incorporado un poco en que lo creamos, fue poder tener priorizaciones trimestrales, entender cómo alinear todo eso con toda la organización, con stakeholders, poder armar priorizaciones muy conscientes de por qué hacer determinada cosa, por qué no hacerla, aprender a decir que no, que a veces en Producto eso es parte de nuestro día a día, esa parte es difícil, pero cuando tú realmente compras la idea y dices que “no” porque realmente estás eligiendo hacer otra cosa que es mejor, todo se siente más cómodo y más a gusto en otras áreas y con otros stakeholders.

Entonces creo que esa parte de proceso de cómo hacer producto, cómo planificar, cómo hacer trade-off fue algo que aprendí haciéndolo y que me acompaña en todos mis días y con los distintos equipos que he tenido a lo largo del tiempo, vamos cambiando, iterando, según el concepto y el entorno.

Cuando empecé a planificar a tres meses éramos cuatro personas y, por ejemplo, llevábamos ese proceso, de alguna manera, a un mes o a tener esa metodología de saber que es muy importante la voz de las distintas áreas, del cliente, de incorporar todo eso para tomar decisiones o, al menos, las decisiones con la mayor información posible.

Artemio: Qué padre porque yo hace poco tuve una reflexión respecto al papel de Mercado Libre aquí en Latinoamérica, y llegué a la conclusión de que son el primer gigante tecnológico que hay en la región y esto que nos cuentas a mí me confirma que es de las pocas empresas que, de 10 años para acá, pudo formar a mucha gente que, como tú dices, no existían tan claramente cuál es el valor del rol del UX o de estar cerca de un usuario, y Mercado Libre, al ser un producto que por génesis es digital y tiene que respetar todas estas cosas de ser ágil, estar cerca del usuario, como esta visión startupera del Silicon Valley, si así lo queremos ver, realmente sí formó a una generación de gente que no tenía otro vehículo para vivir esto en carne propia desde la experiencia más que en Mercado Libre en la última década y es chistoso porque aquí en el podcast recibimos a Hernán Kazah en uno de nuestros primeros capítulos, que es cofundador de Mercado Libre, y nos da risa porque nosotros, la verdad, no lo ubicábamos bien, sabíamos que era una gran entrevista porque es el cofundador de Mercado Libre y de Kaszek, que está fondeando a muchas empresas. Tuvimos la conversación, muy amena, pero hace poquito en LinkedIn estaba volando un video de Hernán en una entrevista que hizo como en los 90’s, y él le cuenta al presentador muy emocionado “tuvimos 50 mil visitas, ya tuvimos 600 transacciones”, cosas que ahora suenan muy juego de niños porque es lo que pasa en tu primera hora de que cocinaste una startup. Pero esta empresa sí pavimentó en gran medida mucho del camino que hoy muchas startups recorren y esta labor de regresar al ecosistema ya sea desde la inversión o desde la experiencia y demás. Algo que también nos contaba Hernán en esa entrevista era que uno de los grandes diferenciadores de Kaszek era que no sólo llevaban un chorro de tiempo invirtiendo en la región, sino que también operaron con Mercado Libre como todo este proceso que fue llevarlo de una empresa.

Helena: Creo que la educación académica o más tradicional da un montón de herramientas, de hecho yo, hace poco terminé mi MBA y fue una experiencia súper interesante, me siento muy conforme y orgullosa de haberlo hecho. Pero siento que, a veces estar en el lugar indicado en el momento indicado y aprovechar esas oportunidades haciéndolo, animándose, cuanto más incómodo está uno y cuánto más está la hoja en blanco fue donde más aprendí. Y seguro me equivoqué y podría haber hecho las cosas mejor en un montón de situaciones, pero, justamente, en esos momentos fue cuando más aprendizaje y maduración hubo y donde más me di cuenta de cosas que pude visibilizar y después llevar y hacer mejor en otras circunstancias.

Con lo que decías y volviendo un poco al punto de Mercado Libre como escuela en LATAM, realmente en mi rol actual buscando talento en LATAM, tenemos roles remotos y mucho equipo en México presencial, vemos eso y yo lo argumento desde un lugar en el que para mí no existe esto de que hay talento mejor o peor, hay gente en todos los lugares y hay gente mala en todos los lugares, y eso es muy subjetivo. Sí siento en primera persona que, al haber habido en Argentina un microclima de empresas de tecnología en una fase temprana, tal vez con visión de lo que estaba pasando en otros lugares del mundo, eso hizo que haya más talento y personas con más experiencia en las áreas de tecnología porque era natural, los centros de desarrollo estaban acá en Buenos Aires, en el resto de las provincias también se fueron armando otros desarrollos, y es por eso que gente como yo no veníamos con mucha preparación más que la universidad, en mi caso yo estudié ingeniería industrial y de sistemas y me ayudó un montón, pero después fue poner manos a la obra, aprender y hacerlo, así que 100% de acuerdo. Creo que hay un gap todavía y, por lo menos en México, veo que ya se está saldando bastante con empresas que ya han crecido y que han formado gente con mucho talento, pero si no fuera por esas empresas, es muy difícil encontrar personas ya con experiencia y con cosas más sólidas para hacer plug and play de una manera más rápida en términos de organización.

Artemio: En ese sentido, está este dato que nos dio Luz Borchardt de Henry, que en Latinoamérica el año pasado, me parece, hubo un millón de vacantes abiertas para desarrolladores senior, y sólo 100 mil fueron ocupadas porque no existe ni la experiencia ni la capacitación para cubrir todo esta demanda de talento que hay en estas áreas.

¿Qué framework de diseño utiliza Mendel para crear productos?

Rodrigo: Helena, más enfocado hacia Mendel como producto, ¿qué framework de diseño de producto utilizan? ¿Nos podrías contar un poco de cómo funcionan? ¿Cuáles son las guías sobre las que se basan?

Helena: Es un framework bastante, como te digo, desde la experiencia, investigando creo que lo que más se parece es el framework que usa Spotify, que tiene que ver con esta planificación con este trabajo en squads, esto es algo que analizamos de una manera muy temprana. Nosotros tenemos distintos pilares de avance, estrategia, negocio y, por lo tanto, eso lo llevamos a los equipos de producto y luego también espejamos eso en los equipos de UX y de Tecnología y Desarrollo. De esa manera logramos paralelizar distintas iniciativas, trabajándolo con equipos multidisciplinarios en esta planificación, como les decía, a tres meses que luego vamos revisando en cada sprint si lo que estamos queriendo hacer es lo mejor para eso momento y, si no, nos permitimos recalcular y cambiar lo que habíamos dicho hace dos o tres meses, así que creo que eso es un poco así sin abrir tanto la cocina, creo que el mejor título es que usamos metodología que ya es conocida y bastante investigada. Luego agregamos algunos ajustes según el gusto de la gente que tenemos y del negocio propio que estamos desarrollando.

Artemio: ¿Quién también tenía un framework similar? Tiendanube, me parece, también de squads. Genial.

¿Cómo hace una fintech para emitir tarjetas de Visa o de MasterCard?

Artemio: Esta pregunta creo que le va a servir mucho a todos los emprendedores que están trabajando en fintech y en esta tarea de reimaginar una nueva generación de servicios financieros. ¿Cómo hace una fintech para emitir tarjetas de Visa o de MasterCard? ¿A quién le llaman o cómo es ese proceso?

Helena: Qué buena pregunta porque creo que para mí es como levantarme, lavarme los dientes, cambiarme y abrir la computadora. Ya es mi tercer tarjeta entre las de Mercado Libre, de Naranja X, donde también hicimos una tarjeta, y ahora Mendel, creo que es la tercera si es que no tengo alguna otra por ahí de haber apoyado a alguna otra empresa.

Artemio: Pocos CVs tienen tres tarjetas ahí.

Helena: Creo que, como en cualquier proyecto de producto, fue súper importante entender qué queríamos lograr y si una tarjeta lo resolvía. Hay mucha diversidad de tipos de productos entre las tarjetas, puedes tener tarjetas de compra, tarjetas preparas, tarjetas que se recargan, tarjetas de crédito, de débito. Algo muy importante siempre a tener en cuenta es la regulación de cada país y qué es lo mejor para el negocio que tú quieras desarrollar y para estar compliance con la regulación, ahí es donde dedicamos bastante tiempo, invertimos en buenos estudios de abogados y con más conocimiento en la parte de compliance para tener asesoramiento.

Una vez con eso claro, viene toda la parte de ver qué partners estratégicos quieres tener, en parte si quieres hacer una tarjeta, dos pilares súper conocidos son Visa y MasterCard. Ya después, en el medio de la transacción y de la integración están los famosos procesadores de pagos, las cámaras de compensación y distintas figuras que existen en el ecosistema de pagos, que ahí también es parte importante relevar, entender las funcionalidades y ver con quién de todas las posibilidades que hay en el mercado te quieres casar. Hay algunas que son más locales, hay otros que son regionales y eso representa una ventaja; hay algunos que tienen más foco en la tecnología, otros que son adicionales, depende de eso un poco después con la matriz de decisión que cada empresa quiera priorizar, pero diría que hay distintas partes como el cliente, la regulación, el tipo de producto que quieres hacer y luego los socios estratégicos, porque ninguna fintech hace una tarjeta por sí sola, algo que se dedique a eso, estos procesadores, teniendo negocios y clientes directos, por lo general se buscan este tipo de partners.

Luego, si hay posibilidades de pagar el negocio e ir incorporando nuevos desarrollos, nuevas funcionalidades que vayan, de alguna manera, sorteando partners e intermediarios. Hay distintos esquemas donde puedes tener muchos intermediarios, otros donde puedes ir más directo a las marcas, por ejemplo a Visa y a MasterCard, y tener otro tipo de producto y de negocio, depende bastante del estadío de la compañía y cuál sea el core de la compañía donde quieras tener más control y menos manos en el medio.

Creo que esto es una de las partes secretas del fintech porque es muy distinta la infraestructura, por lo menos por ahora, tecnológica, regulatoria, que hay en cada país, entonces cada vez que hay que lanzar un medio de pago en distintos países esto sucede, este análisis y este playbook hay que aplicarlo y muchas veces suele ser distinto.

Artemio: Ahí lo tienen todos ustedes que están metidos en esta ola fintech que está arrasando en Latinoamérica.

¿Qué consejos da Helena a otros CPOs?

Rodrigo: Para dejarles un poco de insights más puntuales a las personas que nos escuchan, te queríamos preguntar ¿qué consejos podrías darle a otros CPOs? Puede ser gente que acabe de empezar y que necesite un poco de apoyo viendo dónde meter las manos, o a gente que ya tenga rato también siendo CPO y que tú digas “esto de aquí, si se les está olvidando, grave error”.

Helena: Qué difícil. Tuve distintas charlas con CPOs o Heads de Producto que fui conociendo a lo largo de mi carrera y siento que un challenge habitual suele ser este tema de la contratación de talento en Producto. Con respecto a eso, yo tengo una postura que no sé si es distinta, original, o no, pero que sí es algo que validé bastante en distintas ocasiones en las que tuve la posibilidad de armar equipo. Tiene que ver con ver mucho más o priorizar el potencial de una persona, el criterio, la actitud, frente a los conocimientos técnicos.

Obviamente, es muy general lo que estoy diciendo y depende mucho de cuál es el rol a desempeñar y de lo que necesites, otras variables. Pero sí me ha sucedido muchas veces de conversar con colegas que están buscando a alguien para una posición y están muy sesgados a encontrar personas que vengan de hacer eso mismo en otro lugar o con una experiencia súper técnica y, para mí, eso es un error de alguna manera porque parte de ser un Product Manager o desarrollar la carrera de Producto tiene que ver con ser flexible, con poder adecuarse a los cambios, con pensar alternativas, escuchar al cliente y que tal vez lo que está diciendo el cliente no es lo que hay que hacer, sino que hay que saber interpretarlo.

Ese lugar de descubrimiento constante me parece que es una capacidad muy importante y que tal vez trayéndote a la persona que lo hizo durante un montón de años en un banco o en determinado lugar también es un sesgo que hay que tener en cuenta, así que eso es como algo que a mí me hubiera gustado que me dijeran en la carrera temprano, lo aprendí un poco viendo y conectando con cómo yo empecé a hacer producto, como les decía antes, la verdad es que yo no tenía ninguna preparación técnica ni en producto ni en tecnología y me fui desarrollando al hacer con mucho entusiasmo, con muchas ganas, con buenos referentes, en algunos momentos de mi carrera sí lo complementé con partes más académicas o más técnicas, por ejemplo, para UX fui a hacer un curso en Nielsen, que es una escuela súper reconocida, después elegí hacer mi MBA. Sí la preparación, obviamente, ayuda muchas veces, es un sello de que la persona invierte en eso y le interesa su desarrollo, pero a mí me gusta mucho contratar por potencial y por las ganas que le veo a las personas de aprender de determinados desafíos.

Rodrigo: Claro. Acabamos de tener una conversación sobre si contratar a alguien con mucha creatividad o a alguien con muy buena calidad en su trabajo en una conversación de diseño, y esto se parece un poco a eso, a que la parte del potencial es más importante que la habilidad técnica al momento de entrar.

Helena: Creo mucho en los equipos diversos, creo que no hay un único modo, por ejemplo, el equipo que tuve en Naranja X, la verdad que me sentí súper orgullosa por lo que construimos. Teníamos personas de distintos géneros, de distintas edades, distintas trayectorias, algunos que hacían productos desde hacía tiempo en plataformas tecnológicas, otros que estaban dando sus primeros pasos, algunos que venían de escuelas como Mercado Libre, otros que venían de haber trabajado en otras industrias, y creo que en la diversidad también se pueden encontrar cosas muy buenas. Depende mucho del equipo que se tenga, hay que tenerlo siempre en cuenta, pero cuando uno está muy trabado con una búsqueda, yo me repreguntaría como CPO o como Gerente de Producto si estamos siendo muy exigentes en buscar una experiencia muy determinada y si se puede desarrollar eso en el avance del proyecto.

Artemio: Yo me identifico mucho con eso porque la primera empleada que contratamos aquí en el estudio, buscábamos alguien en quien apoyarnos en la construcción de interfaces para los clientes a los que servimos, y recuerdo que, en ese momento, contratábamos por vía LinkedIn, pusimos el anuncio, llegaron cientos y cientos de solicitudes y ahí nos tienes viendo de una por una. Al ser las primeras contrataciones lo ves con lupa y comparas y vas haciendo un filtro y, al final, terminamos contratando a alguien que ni siquiera tenía experiencia laboral, pero yo recuerdo mucho haberme encontrado con el currículum de Viri, un saludo Viri y un cálido abrazo si estás escuchando esto, y ver varias cosas que a mí me llamaron mucho la atención. De entrada, era ella el mejor promedio de su carrera y además como presidenta de una asociación de alumnos y eso a mí me dijo que ella era capaz de echarse cosas en los hombros y de hacerse responsable de ellas y que, tal vez, nada más por lo que se veía en su currículum, era de esa gente que, si algo no estaba hecho, iba a llegar hasta las últimas instancias para que sí se entregara como se dijo que se iba a entregar en el tiempo que se iba a entregar. Y recuerdo mucho que eso en particular, lejos de cómo estaba su portafolio. Fast forward a un par de años después, Viri es tal vez de los empleados más valiosos que tenemos en esta empresa y sabemos que podemos confiar en ella y, realmente, ha sido un tema de sí pegarle en la mano cuando hace algo mal porque no tenía ningún tipo de experiencia laboral previa, de capacitar con cursos, con libros, con charlas one-on-ones, revisar y demás. Pero volteo a ver la transformación de lo que entrega como trabajo Viri hoy en día y wow.

Rodrigo: La motivación es invaluable.

Artemio: Exacto. Alguien que tiene ganas y que sabe que va a aprender aunque no sepa es invaluable en comparación a alguien que tal vez sea el mejor y no tenga este drive de mejorar todos los días o de alinearse con lo que sea que tú estás buscando.

¿Qué dinámicas de cultura han funcionado en Mendel para mantener una sinergia en un modelo de trabajo remoto e híbrido?

Artemio: Muchas de estas conversaciones del podcast se acaban yendo hacia la parte de cultura, construcción de equipos y demás. Hoy vivimos en un modelo remoto, híbrido, lo que sea que la pandemia nos dejó de resultado, pero queríamos preguntarte también ¿qué dinámicas de cultura les han funcionado a ustedes en Mendel para mantener esta sinergia? Nosotros tenemos una reunión trimestral donde tratamos de reunir a la mayor parte del equipo, todos los viernes mandamos kudos, en la semana nos vemos una vez todos para hablar de los objetivos, este tipo de cosas, ¿ustedes qué han encontrado que nos puedas compartir?

Helena: Es muy interesante porque estoy pensando que lo que estamos haciendo hoy no es lo mismo que hacíamos hace dos meses. Seguro que eso trae la experiencia de haber estado en distintos lugares, por ejemplo, en el tiempo en que estuve en Naranja X, que éramos 100 personas, me dio muchas herramientas de cómo también estar en una empresa más pequeña, las dinámicas y la cercanía con las personas era muy de la mano, versus Mercado Libre que era una empresa mucho más grande y con más procesos, y algunas cosas que tomé de esa oportunidad y que implementamos en Mendel muy temprano fueron reuniones, fuimos cambiando la frecuencia, la agenda y el contenido, pero esas reuniones quedaron casi intactas y siguen. Al principio fueron cada 15 días, después mensuales y también probamos a hacerlas semanales, pero son espacios de toda la compañía donde nos alineamos y tenemos distintos puntos de conversación, sobre todo para acercarnos y compartir una visión común en un contexto donde tenemos técnicos en distintos países conectados a distintos husos horarios y con distintos focos de trabajo. Creo que eso fue lo más valioso y que, como les decía, empezamos haciéndolo siendo cuatro, con mis cofounders yo me incorporé y les dije que teníamos que hacer una reunión donde nos juntáramos una vez a la semana a hablar de lo que está pasando, y después eso fue escalando, fue cambiando, con 20 personas recuerdo que hacíamos un check-in cada uno de cómo estábamos, con distintos frameworks que fuimos utilizando y ahora en una organización de 100 personas eso no escala entonces lo cambiamos nuevamente. Luego llegó nuestro Head de People y nos dijo “revisemos esto porque es un espacio súper valioso pero tenemos que ser conscientes de que es un montón de tiempo para la organización de gente conectada. Tiene que ser contenido interesante, que no se pueda reproducir de otra manera, que haga sentido estar todos a esa hora en ese mismo canal.

Hay que estar muy atentos a lo que se requiere en cada momento es muy importante, pero tener espacios pro compañía me parecen muy ricos e irremplazables, sobre todo a la distancia. Y luego, creo que eso se lleva a todos los equipos. Como líder de un área, tenemos también esos espacios tanto con los líderes de cada vertical de producto, tenemos espacios con todo el equipo de producto donde vamos con una dinámica de agenda, pero le encontramos siempre cosas buenas, nos da más engagement con lo que estamos haciendo, nos permite compartir distintos puntos de vista, poner problemáticas en la mesa y trabajarlo en equipo.

Creo que en este momento de estar remotos, uno de los grandes riesgos es la individualización. Cada uno está en su casa, trabajando con su computadora solo, y hay que hacer distintos foros, cosas, iniciativas que nos acerques y vuelvan ese trabajo en equipo al lugar donde sea productivo.

Rodrigo: Está fantástica esta dinámica cultural.

Artemio: Además, como mencionas, va evolucionando conforme avanza el tiempo y crece el equipo, cosas que en un momento tienen a todos en la misma página ya no escalan o ya cuando pasas de una empresa de 10 personas a 25, 50, 100 o 200, tiene que ir también evolucionando todo este tipo de dinámicas.

¿Qué recursos recomienda Helena para compartir con equipos de producto?

Rodrigo: Queríamos aprovechar para preguntarte sobre algún recurso, algo que pudiéramos compartir con nuestra comunidad de Discord sobre producto, puede ser un libro que haya cambiado tu forma de dirigir producto, algún recurso que les hayas entregado a tus equipos

Artemio: Un documental, un podcast, lo que sea en dirección de producto y si es que tienes uno en top of the mind.

Helena: De producto hay un montón de contenido que se suele utilizar muy variado según el tema. Voy a darles algo más general. Hay un video que es muy conocido, muy viejo, que se llama Use Sunscreen, usa protector solar, es un video mucho más motivacional y de darnos esas ganas de vivir y de hacer cosas que impacten al resto, sin duda se lo compartiría a mi equipo cada vez que lo puedan ver porque también es un buen recordatorio para conectar con lo que estamos haciendo, con el propósito y con disfrutar de cada oportunidad y cada momento e ir un poco más allá del día a día que a veces nos puede agobiar. Así que es más motivacional y no tanto de producto pero me identifica bastante.

Y luego, para mí un libro interesante, yendo más a lo concreto que leí, fue Good to Great, de Jim Collins, que para mí fue muy interesante porque habla de este proceso de compañías queriendo ser exitosas y que tal vez el éxito para cada una es diferente, pero que sí ya hay varios casos que con estas metodologías lograron hacer cosas mejores. De eso, lo que incorporé fue un modelo que se llama Flywheel que tiene que ver con la iteración constante, después se utilizó mucho este concepto en metodologías ágiles, y que tiene que ver con iterar rápido, probar y volver a repartir y no tener miedo al error o a no encontrar product-market fit, y creo que eso, llevado a un middle management, lo utilizo para hacer producto como una metodología de iteración constante y de llevar a la práctica producto baratos, simples de construir y que nos puedan dar insight para seguir invirtiendo en determinada dirección.

Artemio: Fantástico, ahí lo tienen.

¿Cuáles son los retos más grandes a los que se enfrenta Helena Polyblank y Mendel en los próximos años?

Artemio

Estamos llegando al final de esta entrevista, ya sólo nos queda una última pregunta, Helena. Es una pregunta que le hacemos a todos nuestros invitados, de aquí sacamos mucho jugo y podemos comenzar a dibujar cuáles son las principales preocupaciones de la gente que está activa en el ecosistema en este instante. Ante los retos que enfrenta Mendel y tú como su CPO en los próximos años, ¿qué te quita el sueño?

Helena: El mundo y cómo somos personas, al final, manejando compañías, pero que a veces las situaciones pueden perder un poco de realismo. Siendo muy concreta, creo que, algo que necesita mucho el ecosistema emprendedor, para mí y es parte de mis valores, es mucha más cercanía, construir todo desde nuestro lugar en pro del progreso y que, tal vez, el hecho de la competencia no nos nuble en decisiones que tenemos que tomar o en cómo vemos el panorama completo porque, al final, somos todos personas desarrollando valor, quiero creer que con buenas intenciones, y esa mirada puede llevar a mejores lugares que posicionarnos en lugares de competencia. Para mí, la competencia nos debería ayudar a todos a ser mejores, a mirar hacia adentro y ver qué podemos hacer mejor, si una persona se va a trabajar a la competencia o si la competencia nos copia un feature o determinada cuestión, da igual, y eso no tomarlo de una manera agresiva, sino mucho más introspectiva y como una oportunidad de mejora.

Eso es algo que me preocupa y no me gusta estar en ambientes donde la competencia no sea percibida de esa manera, sino que sea con agresividad o con otros valores.

Artemio: Muchísimas gracias, Helena, por tu tiempo, por todo lo que compartiste el día de hoy con nosotros y nuestra comunidad. No nos queda más que agradecerte y desearte las mejores de las suertes en todo lo que viene a nivel personal y en todo lo que traen entre manos con Mendel.

Le recuerdo a toda la gente que nos escucha que en cuandoelriosuena.com pueden encontrar el call to action para suscribirse a la newsletter de este programa para recibir una notificación cada que tengamos un capítulo nuevo para ustedes. Estos los sacamos de forma religiosa semana con semana, si de repente fallamos, es algo que no nos ha pasado este año y queremos que no nos pase. Si se suscriben a esta newsletter, nosotros prometemos avisarles cada que haya un capítulo nuevo.

De igual forma, si creen que este espacio, este podcast, este capítulo puede ser de valor para alguien más, para un amigo, para un familiar que esté en esta carrera que es construir un negocio en internet, compártanlo con esa persona. Todavía no llegamos a todas las personas que queremos llegar nosotros, así que también se los agradeceremos con el corazón en mano. Nos vemos a la próxima, muchísimas gracias, Helena. Hasta la próxima.

Helena: Muchas gracias a ambos. También si me quieren ubicar o quieren conocer más de Mendel, pueden consultar nuestro sitio web, que es mendel.com, buscarme en LinkedIn con mi nombre como aparece en el episodio y estoy encantada de tener una plática o de conectar para lo que sea que podamos construir en conjunto, está mi celular público y mi mail, y en Twitter también me encuentran. Gracias por el espacio y a seguir desarrollando el ecosistema de tecnología en LATAM, que me parece que todos podemos hacer un montón de cosas para acelerar la transformación digital.

Si crees que a alguien le seria útil este contenido, compártelo con esa persona.

Escucha otro episodio

los mejores recursos para negocios digitales

Nunca dejamos de aprender sobre nuestro ecosistema, cuenta con que compartiremos lo más valioso contigo.

Conoce las lecciones más valiosas después de 70 episodios publicados de nuestro podcast. Lee sobre la Minimum Viable Startup.

suscribirme

Solo usamos cookies para brindarte la mejor experiencia en nuestro sitio, pero puedes revisar nuestra política de cookies e inhibirlas si prefieres. Si sigues navegando por el sitio asumiremos que estás de acuerdo con ellas.