acueducto

Minimum viable startup

minimum viable startup

Los principios básicos para construir negocios que crecen exponencialmente, transforman industrias y contribuyen a la sociedad con tecnología digital

por
Artemio Pedraza
|

Comparte

Los negocios son organizaciones racionales y administrables. No es verdad. Los emprendedores quieren que sus negocios sean organizaciones racionales y administrables. Constantemente miden progresos, determinan una dirección estratégica, prueban hipótesis cual científicos, hacen una proyección por aquí y otra por allá. Y sin embargo, al final las decisiones que toman las hacen escuchando lo que dice su estómago/experiencia. Por más estratégicos que creen que son los fundadores, ninguno podrá decirte que su negocio no ha sido construido sobre la marcha.

Todos los negocios son un caos. Y el que diga que no, está mintiendo. Sin embargo, ¿cómo se construyen negocios exitosos desde el caos? Porque estos existen. Y son muchísimos.

Cohete improvisado sobre la marcha

Cuando platicas con un inversionista de Venture Capital, suelen decir que lo primero que buscan en una empresa para invertir es que su equipo sea un grupo complementario, altamente capaz y con una visión ambiciosa. En un mundo de "números", el factor más importante para triunfar son las personas. Ridículamente obvio, ¿no lo crees? Los negocios excepcionales tienen gente excepcional detrás de ellos. Pero hay aún mucho más al respecto.

Minimum Viable Startup

La Minimum Viable Startup es un concepto que nació en una charla en el estudio. Con este framework, desarrollamos los conceptos básicos y vitales para construir un negocio saludable de internet. En esencia, es un 101.

Hago énfasis en el talento humano porque si sólo vas a llevarte algo de este artículo debería ser eso. Pero como digo, hay todavía más que discutir.

Esta guía busca ayudar a construir negocios que crecen exponencialmente, transforman industrias y contribuyen a la sociedad con tecnología digital. Desde el caos, por supuesto, pero siempre creciendo y sin perder el rumbo.

Clase de pizarrón

Antes de comenzar vale la pena ahondar en el estado actual del ecosistema digital en Latinoamérica.

Hoy es el mejor momento para fundar una startup de tecnología en Latinoamérica

Estamos viviendo un crecimiento exponencial en las startups tecnológicas latinoamericanas. En los últimos cuatro años, pasamos de tener sólo dos unicornios a más de 35 en la región. Incluso pareciera que ya hay fila por convertirse en la siguiente empresa con una valuación de más de mil millones de dólares en el continente.

Soonicorns listos para entrar al club

Y esto no es casualidad. También en los últimos años se ha inyectado una cantidad gigantesca de capital de riesgo al sector tecnológico latinoamericano. La inversión de Venture Capital superó los 19 mil millones de dólares el último año y en tan sólo dos semanas de 2022 esta ha sido de 450 millones.

Esto significa que año con año cientos de empresas están recibiendo millones de dólares en inversión para probar sus soluciones y penetrar mercados. Y al mismo tiempo, jamás había sido tan barato desarrollar y testear un MVP con usuarios reales en internet.

Latinoamérica está plagada de problemas y desde el sector tecnológico se están poniendo nuevas soluciones sobre la mesa como comida a base de plantas, nuevos servicios financieros, supermercados en línea y muchas, muchísimas, más. Además, la penetración de internet en todo el continente es de más del 70%, llegando en algunos países a superar el 85%.

Latinoamérica está en los inicios de una era de cambios gracias a la tecnología digital. Estos están siendo disruptivos y sucederán mucho más rápido de lo que todos piensan gracias a los negocios de alto impacto que se apalanquen de estas oportunidades.

Comencemos.

Debes construir un equipo complementario y altamente capaz

Ya se dijo en la introducción: el factor más determinante en el éxito (o fracaso) de una startup es el equipo que la sostiene. Esto es particularmente verdadero al arrancar. Los integrantes tienen que ponerse varias cachuchas de puestos, ser extremadamente resilientes (por favor cuiden su bilis) y hacer su mejor trabajo cada día.

Tu equipo fundador es el grupo de personas con el que te enfrentarás a los retos más grandes de tu negocio. Con ellos celebrarás logros, pero también vivirás los momentos turbios de tu organización. Escógelos bien y recuerda que este no es un camino que alguien debería recorrer solo.

Al momento de evaluar un negocio, los inversionistas (quienes han visto a cientos de empresas tanto triunfar como fracasar) tienden a encontrar certeza en las empresas que presentan los siguientes perfiles complementarios:

  1. Chief Executive Officer (CEO): responsable de la dirección estratégica del negocio y alineamiento de objetivos a lo largo de los departamentos de la empresa. Esta persona es la que marca la dirección y la que comunica la visión que hay que perseguir constantemente.
  2. Chief Operating Officer (COO): muchas veces la visión de un negocio puede desentonar con sus operaciones diarias. El COO es el responsable de integrar y supervisar que dicha visión se esté cumpliendo en las operaciones del día a día.
  3. Chief Financial Officer (CFO): Es el encargado de liderar las áreas financieras de tu startup. Su objetivo es brindar las herramientas necesarias para que la empresa tenga unas finanzas saludables. Cada centavo cuenta y cada costo tiene que rendir. Esta persona lo sabe más que nadie.
  4. Chief Technology Officer (CTO): Líder y responsable de los equipos de tecnología de tu empresa. Es necesario un brazo desarrollador capaz de optimizar las partes clave de tu experiencia que son tocadas por tecnología.
  5. Chief Product Officer (CPO): Encargado de dirigir la constante optimización de tu(s) producto(s) mediante investigación, testing y desarrollo de pruebas. Es alguien que mantiene la constante iteración de tu(s) servicio(s).

Otra clase de pizarrón

Pueden existir muchos más. Pueden llamarlos de otra manera. Al arrancar, uno usa múltiples cachuchas, sin embargo, casi ninguna startup se salva de cubrir estos roles y sus tareas eventualmente durante su crecimiento.

Las empresas más relevantes de la próxima década serán vehículos de impacto positivo en la sociedad

Las personas más talentosas del mundo en todas las áreas (programadores, administradores, financieros, diseñadores, abogados, etc.) buscan poner su intelecto al servicio de los problemas que tiene el mundo. No al revés. Todos queremos un mundo mejor y tu startup, desde la ideación, puede ser un espacio para empujar las fronteras de los problemas que acontecen.

¿Cómo construir este espacio? He charlado con decenas de líderes y existe una constante que ayuda a comenzar a crear la fotografía que describo en el párrafo anterior: aquellos ambientes que permiten el mejor y libre desarrollo intelectual, flujo de ideas y tolerancia al error.

Todos colaboramos al ecosistema

Como negocio estás al servicio no sólo de tus clientes sino también de tus trabajadores. Es tu deber construir un ambiente que les aporte valor y todo lo que sea necesario para que realicen de la mejor forma su trabajo.

Cada negocio tiene sus propios estándares y protocolos, pero ninguna empresa con empleados infelices puede triunfar, ni mucho menos tener equipos que:

  • Solucionen problemas
  • Trabajen en colaboración
  • Den y reciban feedback constantemente
  • Sean cordiales y sensatos
  • Estén convencidos de que están en el lugar correcto

Necesitas un modelo de negocio escalable y expandible

Pequeño cerdo capitalista. No te juzgo, aquí también pecamos de buscar generar riqueza para nosotros, nuestro equipo y nuestros clientes para tener el suficiente tiempo de hacer yoga, meditar, pasear al perro, ver Netflix hasta la madrugada y pedir sushi un miércoles por la noche mientras una computadora hace el trabajo pesado por nosotros.

Los modelos de negocio más interesantes hoy en día tienen dos características (ojo: que estoy siendo un simplista con esta afirmación): son escalables por su naturaleza digital y son expandibles por arquitectura.

La premisa de los negocios digitales escalables es que mientras los ingresos generados por estos pueden crecer exponencialmente, los costos de operación se mantienen relativamente bajos si la clientela del producto aumenta de cientos, a miles o millones repentinamente. Esa es una característica clave de los negocios de alto impacto.

Por otra parte, un negocio expandible es aquel capaz de ofrecer una gama de productos y servicios amplia e inteligente. Es muy diferente la valuación de una startup que vende A; a una startup que ahora vende A, pero que en el futuro planea vender B, C o D. No lo digo yo. Lo dice el fondo que invirtió en Clip, el tercer unicornio mexicano.

Y los mercados predican con el ejemplo. Cuando la empresa colombiana Rappi se presentó al mercado como una delivery app, nadie pensó que eventualmente se convertirían en uno de los servicios de créditos más accesibles y solicitados en Latinoamérica. Pero ahí reside el valor de su base de usuarios con millones de personas que confían en la empresa.

Hoy vendes A, pero en el horizonte planeas vender B, C y/o D.

Los productos digitales son ágiles

Tu producto tiene que ser maleable. A través de él interactúas con tus clientes y comunidad. Y la gran ventaja de un producto digital es la velocidad con la que puedes adaptarte a nuevas tendencias de uso, insights detectados y comportamientos de los mercados.

La premisa digital es fallar rápido y barato; y una vez que encuentras lo que los gringos llaman el sweet spot, puedes ya apostar por un crecimiento agresivo.

Esquema ágil

Tomado de una fenomanal charla de la Y Combinator, el 101 de un producto ágil y exitoso se ve algo así:

  1. Identificas un problema que puedes definir de manera concisa y puntual
  2. Tienes muy claro qué estás haciendo y el resultado que puedes brindar a la gente que tiene este problema. Además, cuentas por lo menos con un indicador inmediato de que tu producto funciona
  3. Lo pones al servicio de las personas que 1) tienen el problema (🙄); 2) lo padecen recurrentemente (una pieza FUNDAMENTAL del product-market fit) y 3) que están dispuestos a pagar por él. Tu tarea es encontrar a aquellas personas que están desesperadas por resolver el problema
  4. Defines de 5 a 10 métricas que consideres importantes medir. Comienzas por los ingresos generados pero tomas en cuenta eventos en tu producto que consideres fundamentales para monitorear su éxito como cuentas creadas, procesos completados, qué tanto regresa la gente, etc. Más vale que definas los stats que vas a seguir y aquellos que querrás mejorar conforme avance el tiempo
  5. Llevas a cabo product development cycles, reuniones donde haces lluvias de ideas sobre cómo mejorar tu producto/métricas y defines qué vale la pena implementar y qué no con base en los niveles de recursos, tiempo y energía que toman estas ideas. La agilidad y los bajos costos de implementación que tienen los productos digitales en comparación de otras industrias permiten que tengas estos ciclos semanal o bisemanalmente. Escoge lo que tendrá un mayor impacto y pon manos a la obra
  6. Y te preguntas, ¿la gente está usando mi producto? Si sí, bien. Si no, ponte a trabajar para que esto suceda. Haz lo que sea necesario.

Te ruego que esta última frase no la lleves a límites infrahumanos. Siempre actúa con el sentido común ante todo.

Últimos tips

  1. Tu experiencia de usuario no puede ser una mierda
  2. Toma un riesgo considerable al momento de bajar inversión. Si no estás ligeramente incómodo con el riesgo que estás tomando, este no es suficiente
  3. Alínea tus objetivos con los líderes de tu startup y confía en ellos, por eso escógelos bien
  4. Haz un pitch deck conciso al levantar inversión, los inversionistas ven decenas de presentaciones al día y lo último que quieren es perder tiempo. No te arriesgues a ser ignorado.
  5. Escoge a tus inversionistas no por el dinero que pueden darte, sino por su experiencia y lo que pueden aportar a nivel intelectual y con su red de conexiones a tu negocio
  6. Ten un esbozo de cómo lucirá tu startup en cada etapa de su crecimiento
  7. Ten claro cómo funcionará la dilución de tu cap table con cada ronda de inversión que levantes
  8. No hagas outsourcing de la tecnología que da vida a tu producto. Si está en el núcleo del servicio, desarróllalo internamente.
  9. Es más efectivo tener un equipo compacto con gente senior que una aldea de juniors.
  10. Arma un consejo directivo que te asesore
  11. Y más que nada, cuida tu salud.

Este escrito es una humilde aportación a nuestro ecosistema para construir mejores negocios y una red de emprendedores más informada y competente. La mayoría de estos argumentos han salido de una búsqueda de recursos que emprendí desde hace años, pero también en gran medida de las conversaciones que hemos tenido en Cuando El Río Suena, un podcast en el que invitamos a expertos y profesionales del ecosistema digital Latinoamericano que, como yo hoy, comparten sus mejores insights y consejos para construir negocios saludables en internet.

Son mil factores los que pueden determinar el éxito de una startup, pero cumplir con lo que alberga esta pequeña guía, hecha con el corazón en mano, estoy seguro que te acercará al objetivo que todos los emprendedores buscamos con nuestros negocios.

Si crees que a alguien le seria útil este contenido, compártelo con esa persona.

los mejores recursos para negocios digitales

Nunca dejamos de aprender sobre nuestro ecosistema, cuenta con que compartiremos lo más valioso contigo.

Conoce las lecciones más valiosas después de 60 episodios publicados de nuestro podcast. Lee sobre la Minimum Viable Startup.

suscribirme
switch languageenglish

Solo usamos cookies para brindarte la mejor experiencia en nuestro sitio, pero puedes revisar nuestra política de cookies e inhibirlas si prefieres. Si sigues navegando por el sitio asumiremos que estás de acuerdo con ellas.